Etiqueta: mindfulness

Descubre tu capacidad innata para mejorar la autoestima

Descubre tu capacidad innata para mejorar la autoestima

¿Sabias que todos poseemos la capacidad de lograr la eficacia y la satisfacción para un correcto funcionamiento? Tal vez ya sepas que la autoestima es el resultado de la autovaloración que una persona hace sobre sí misma en distintos ámbitos y en diferentes habilidades. Es 

¿Qué es el Mindfulness (Atención Plena)?

¿Qué es el Mindfulness (Atención Plena)?

Antes de rechazar la idea porque esta potente herramienta te suene a cuento chino, sigue leyendo. Porque si eres como yo que necesitas tener evidencias científicas para creértelo, las encontrarás en este artículo. Practicar Mindfulness no tiene que ver con una creencia religiosa, espiritualismo u 

La Importancia de Desarrollar Resiliencia y como conseguirlo con 7 hábitos

La Importancia de Desarrollar Resiliencia y como conseguirlo con 7 hábitos

¿Qué es la resiliencia y qué se necesita para ser una persona resiliente?

La resiliencia es el proceso de adaptarse bien a la adversidad, a un trauma, tragedia, amenaza o fuentes de tensión significativas, como problemas familiares o de relaciones personales, problemas serios de salud o situaciones estresantes del trabajo o financieras y por no nombrar algo que está muy presente entre todos nosotros, como una pandemia de la enfermedad COVID-19. Son situaciones que nos ponen al límite y podemos llegar a plantearnos si vamos a poder soportar más y seguir hacia delante o derrumbarnos. Se puede decir que la resiliencia es la habilidad de “rebotar” de una experiencia difícil, como si uno fuera una bola o un resorte. 

Creo que la gran mayoría de nosotros hemos oido alguna vez el proverbio, “Lo que no te mata, te hace más fuerte”. ¿Te suena? Y es que en la psicología se emplea al concepto de resiliencia a la capacidad de salir de una crisis pero además salir reforzados de ella.

Las personas más resilientes están más satisfechas con la vida ya que afrontan las adversidades como “el arte de rehacerse”, pero también tiene una repercusión importante en nuestra salud física, ya que ser resiliente te ayuda a regular los niveles de cortisol. El cortisol es una hormona que se libera en exceso en respuesta al estrés continuo. Estar expuesto a altos niveles de cortisol por un tiempo prolongado disminuye las defensas, aumenta la tensión arterial, produce alteraciones gastrointestinales, alteraciones metabólicas, dificulta la conciliación del sueño e incluso puede dar disfunciones sexuales. La resiliencia combate el estrés y puede regular los niveles de cortisol. 

Los 7 hábitos para aumentar la resiliencia y ser más fuertes:

1. Aceptación al cambio

Ser resiliente no quiere decir que la persona no experimenta dificultades, angustias o estrés. El dolor emocional y la tristeza son comunes en las personas que han sufrido grandes adversidades o traumas en sus vidas. De hecho, el camino hacia la resiliencia probablemente está lleno de obstáculos que afectan nuestro estado emocional. Hay que ser realista y aceptar la realidad, la aceptación de la nueva situación es el primer paso.

2. Aprendizaje continuo

Manteniendo tu mente activa incrementas tus ganas de aprender, sobre todo si son cosas que te gustan. La motivación potencia tu ganas de seguir hacia delante cuando ves que adquieres nuevas capacidades. Descubrirás nuevos sentidos y propósitos al obtener nuevas perspectivas de ver la vida. Puedes mejorar tu carrera profesional, inspirar a otras personas y ganarás mucha confianza en ti mismo.

3. Autoconocimiento y autorregulación

Conocerse a sí mismo te da la posibilidad de determinar tus habilidades fuertes al igual que las más débiles, que te servirá como punto de partida para trabajarlos. Identificar tus emociones es esencial para poder aceptar y saber cómo regularlas. No se trata de reprimirlas, eso sería perjudicial a largo plazo, se trata de identificarlas, aceptarlas y dejarlas evolucionar. Cada sentimiento tiene un comienzo, un curso y un fin, con lo cual es muy importante completar el ciclo para no quedarse “atrapados” en ellas.

4. Sentido de determinación

La distancia entre tus sueños y la realidad es la acción. Plantearte metas, ser proactivo porque lo peor que puedes hacer cuando todo va mal es no hacer nada. 

“Recuerda siempre que eres mas grande que tus circunstancias, eres mas que cualquier cosa que te pueda ocurrir!” – Tony Robbins

5. Redes personales y profesionales

Muchos estudios demuestran que uno de los factores mas importantes en la resiliencia es tener relaciones de cariño y apoyo, dentro y fuera de la familia. Relaciones que emanan amor y confianza, que proveen modelos a seguir, y que ofrecen estímulos y seguridad, contribuyen a afirmar la resiliencia de la persona. 

6. Reflexión

La resiliencia no es una característica que la gente tiene o no tiene. Incluye conductas, pensamientos y acciones que pueden ser aprendidas y desarrolladas por cualquier persona. Es el mejor momento para detenerse y simplemente practicar Mindfulness (atención plena) para atender tus pensamientos, sin juzgarlos, solo dejarlos venir, observarlos, y luego dejarlos ir. 

7. Actitud positiva

Por muy oscuro que se vea el horizonte, hemos de analizar la situación con fuerza y optimismo. Intentar mantener el sentido del humor y aprender a reírte de los problemas. Míralos de manera constructiva y crece de ellos.

“Esperar que la vida te trate bien porque eres buena persona, es como esperar que un tigre no te ataque porque eres vegetariano” – Bruce Lee

Como mencioné anteriormente, la resiliencia no es algo con lo que naces, es una habilidad que vas adquiriendo durante tu vida, solamente necesitas ponerlo en práctica. Espero que estos hábitos os pueda orientar para desarrollarlo.

¡Hasta la semana que viene!

Cristina J. Feltström

Foto: David Gavi on Unsplash