Etiqueta: introspección

Escucha tus emociones para un desarrollo personal correcto

Escucha tus emociones para un desarrollo personal correcto

¿Sabías que las emociones influyen en cómo piensas y actúas? Una mala atención de las emociones puede repercutir en tu estado psíquico pero también en tu estado físico ya que están relacionadas con alteraciones en la liberación de neurotransmisores que pueden trastocar considerablemente nuestra conducta. 

¿Cómo controlar el ego?

¿Cómo controlar el ego?

La definición del ego a lo largo del tiempo ha tenido distintos significados relacionados con la psique, el alma, la conciencia o el ser. Proviene del latín y significa “yo”. El término se popularizó tras la teoría del psicoanálisis de Sigmund Freud con la que 

Descubre tu capacidad innata para mejorar la autoestima

Descubre tu capacidad innata para mejorar la autoestima

¿Sabias que todos poseemos la capacidad de lograr la eficacia y la satisfacción para un correcto funcionamiento? Tal vez ya sepas que la autoestima es el resultado de la autovaloración que una persona hace sobre sí misma en distintos ámbitos y en diferentes habilidades. Es un valor que se adjudica a sí misma sobre aspectos como las relaciones personales e individuales, sus aptitudes, etc. Descubre este poder implícito que posees para un progreso personal autopropulsado.

¿Qué es la autoestima?

Nuestra propia evaluación está mediatizada por el valor que otras personas significativas nos dan y cómo nos perciben. La percepciones y expectativas de los demás influyen sobre nuestras autovaloraciones, especialmente en la infancia y la adolescencia. La percepción de uno mismo se compara con una serie de cualidades consideradas positivas, el ideal de cómo nos gustaría ser. Si la comparación entre el ideal y la imagen que se tiene de sí mismo es congruente, el resultado de la evaluación personal es positivo. Es decir, una buena autoestima. Si existe diferencia significativa entre el ideal y lo que somos, la valoración personal de uno mismo es negativa, la autoestima en ese caso sería baja o negativa.

Una autoestima alta produce sentimientos positivos y de confianza en uno mismo. Sin embargo, una autoestima baja, produce sentimientos de insatisfacción y falta de confianza en uno mismo. Es aquí donde cada persona tiene la opción de poner rumbo hacia una mejora del mismo, ya que tenemos un poder implícito evolutivo en nuestra disposición si deseamos hacer el esfuerzo que se requiere. 

Nuestro poder implícito de desarrollo personal

El psicólogo estadounidense, Carl Rogers, definió la tendencia actualizante, como una motivación innata presente hacia la “actualización” en toda forma de vida. Una teoría con enfoque centrado en la persona. Confiaba que las personas tiene dentro de sí todo lo que necesitan para crecer, desarrollarse y ser felices. Solo requiere la dedicación necesaria del individuo para encontrarlo. El desarrollo dependerá mucho de la persona, de la percepción que tenga del entorno y del entorno en sí. En el caso que el entorno no nos resulte estimulante, el desarrollo personal se frenará. Dará lugar pero de un modo más paulatino y viceversa.

Esta necesidad evolutiva o modo de supervivencia, tal vez alguno de vosotros lo haya visto en la propia naturaleza pero sin darle mayor importancia. Como por ejemplo, una planta enredadera, capaz de abrir paso entre piedras y asfalto, con tal de buscarse la vida. Su crecimiento y expansión en un jardín o en una maceta será más rápida, mientras que en el ejemplo descrito tardará más pero gracias a la tendencia actualizante lo logrará. 

La introspección como punto inicial para la mejora de la autoestima

Los momentos de introspección ayudan a entenderte mejor, a conocer y revisar las partes que no te gustan de ti, a la vez de potenciar las que si te gustan. Reconocer y aceptar la parte que no te gusta es el primer paso para poderla cambiar, desplegando tu tendencia actualizante con mas fuerza para ser lo mejor que puede ser hoy. Se trata de ayudarnos a entendernos mejor cuestionando lo que sentimos, porqué lo sentimos y cómo actuamos en ciertas situaciones. Ahí es donde se da pie a la aceptación de uno mismo, uno de los pasos hacia el amor propio. Cuando hallamos algo que no nos gusta de nosotros mismos, si en vez de rechazarlo lo aceptamos, damos comienzo a poder cambiarlo. A “actualizarlo” hacia una mejor versión de nosotros. 

“La mente es como un paracaídas. Solo funciona sí se abre” – Albert Einstein.

A medida que pasa el tiempo, empezaremos a querernos si cumplimos los estándares que nos aplicamos, mas que si seguimos lo estándares que otros nos aplican. Dado que estos estándares no fueron creados con referencia a las necesidades individuales, resulta cada vez más frecuente el que no podamos cumplir esas exigencias y por tanto, no podemos lograr un buen nivel de autoestima. 

“Quien mira hacia dentro, despierta” – Carl Jung.

¿Cómo activar su funcionamiento?

Es necesario abrirse a la experiencia y autoconocimiento. Debemos aprender a percibir la realidad y los sentimientos que nos provoca, y a continuación aceptar a ambos sin que resulten amenazantes. Si uno no puede abrirse a sus sentimientos reales, no podrá abrirse a la acción. Cuando entendemos cómo nos sentimos en ciertos momentos, podemos tomar la decisión de como actuar en consecuencia. Para ello, requiere practicar la vivencia existencial. En vivir en él aquí y ahora, para conectarnos con nuestros sentimientos y pensamientos reales. Ejercicios como la meditación o el Mindfulness refuerza aquella vivencia existencial. Se trata de no caer en el error de vivir en el pasado, ni en el futuro. No somos aquellas personas que fuimos, ni seremos las personas que somos ya que estamos en desarrollo constante.

La creatividad también tiene un fuerte impacto en nuestra capacidad de desarrollo. Hoy en día limitamos nuestra creatividad por adaptar nuestras ideas a lo que la sociedad considera “correctas” o “adecuadas”. Una manera de no ser prisioneros de esta visión es dar rienda suelta a la creatividad. Si te sientes libre, actuarás acorde con esto y en ese modo participarás en ti y en tu entorno con ideas, proyectos y acciones nuevas, contribuyendo así a la actualización de ambos. 

Recuerda que la autoestima no es pensar qué le tengas que gustar a todo el mundo. La autoestima es pensar que no pasa nada si no le gustas a todo el mundo. Lo importante es que uno aprenda a gustarse a sí mismo y el único modo de hacerlo es reconociéndose tal y como es. Fomentar lo que te encanta de ti, en vez de machacar lo que no te gusta. Tienes el poder de crear la mejor versión de ti que deseas.

Cristina J. Feltström

Foto: @tkristin de Unsplash