Etiqueta: gestión de emociones

10 señales de una baja inteligencia emocional

10 señales de una baja inteligencia emocional

La inteligencia emocional es en cierto modo intangible en cada persona e influye en nuestro comportamiento y toma de decisiones a nivel personal y social. Tener una baja inteligencia emocional influye negativamente en tu bienestar. Varios expertos defienden que la inteligencia emocional tiene mayor importancia 

¿Cómo gestionar el enfado?

¿Cómo gestionar el enfado?

¿Te ha pasado alguna vez que te levantas y te sientes apático, sin ganas de hacer nada? A todos nos ha pasado, incluso para algunos podría ser una nefasta rutina. Aparentemente sin ninguna razón nos sentimos mal, desganados e irritables. El día apenas ha comenzado 

¿Cómo desarrollar inteligencia emocional en la familia?

¿Cómo desarrollar inteligencia emocional en la familia?

Educar los sentimientos es algo importante y la ardua labor está en ocuparnos de hacerlo, mediante un trabajo que debe ser compartido tanto por la familia, la escuela y la sociedad en la que vivimos. En el día más familiar del año, quiero divulgar sobre un tema como este; cómo fomentar la inteligencia emocional en la familia.

¿Qué es la educación emocional?

En artículos anteriores, contaba cómo la inteligencia emocional se ha convertido necesaria para el buen funcionamiento de la persona, véase aquí. La educación emocional se está fomentando en muchos países. Nos proporciona habilidades fundamentales para la vida. El proceso de desarrollo emocional de los niños incide en su identidad, autoestima, seguridad y autoconfianza. Según estudios realizados, Daniel Goleman declara que, entre el 70% y 80% del éxito en la vida depende de la habilidad emocional y no de la habilidad académica.

“La familia es un grupo humano cuya razón de ser es la procreación, la crianza y la socialización de los hijos.” Flaquer

Los principios esenciales de la educación emocional

Existen cinco principios esenciales que si las ponemos en práctica para nuestras vidas, nuestros hijos lo asimilaran de forma natural.

  • Ser conscientes de nuestros propios sentimientos y de los demás.
  • Mostrar empatía, comprender y respetar los puntos de vista de los demás aunque sean diferentes a los nuestros.
  • Hacer frente de forma positiva a los impulsos emocionales y de conducta, ya que tener impulsos emocionales es lo mas natural. Ayudarles a aprender cómo gestionarlos ya que en los niños, el raciocinio no está completamente desarrollado. Por eso los adultos nos frustramos cuando intentamos explicarles algo y ellos no responden. La mente de los niños es mucho más receptiva desde la zona emocional. Para saber más sobre el desarrollo y el funcionamiento del cerebro, te invito a leer este artículo.
  • Planteemonos objetivos positivos y tracemos planes para alcanzarlos. Dejar que los niños colaboren en elaborarlo tendrá mejor éxito ya que ellos se sienten partícipes del mismo. Entienden el objetivo y las consecuencias tanto si no se consiguen como si sí.
  • Utilicemos las dotes sociales positivas para manejar nuestras relaciones. El lenguaje verbal que utilizamos al igual que el corporal, y que ambos estén en coherencia. De la manera que nos mostramos hacia lo demás será su referencia en cómo ellos lo harán en el futuro.

¡Ojo con los comportamientos inadecuados!

Como padres debemos ser conscientes cuando optamos por comportamientos inadecuados hacia los hijos. Como por ejemplo;

• Ignorar los sentimientos de un hijo, pensando que sus problemas son banales y absurdos.
• Menospreciar o no respetar los sentimientos del niño, prohibiéndoles a los niños que se enfaden, ser severos o gritarles cuando se irritan. Hay que tener en cuenta que las reacciones que tenemos los padres ante una emoción, serán las reacciones que aprenderán los niños de manera inconsciente.
• Suprimiéndoles el derecho a sentir, en este caso si se dan cuenta de los sentimientos de sus hijos pero no le dan soluciones emocionales alternativas. Piensa que su forma de manejar esas emociones inadecuadas son correctas, como puede ser regañándoles o incluso pegándoles.

    

Cosas que debemos evitar para fomentar la inteligencia emocional

La comunicación influye en las relaciones humanas y condiciona nuestras vidas. Es una necesidad del ser humano para expresar lo que piensa y siente. Al comunicar estamos transmitiendo energía, la cual debemos enfocar hacia los mejores fines como son la unidad, la armonía y la paz. Es lo que condicionará al desarrollo y el crecimiento de la persona. Así que para que todo fluya de manera positiva en la unidad familiar, debemos evitar lo siguiente:

  • Decir palabras ofensivas ya que provoca una sensación hiriente hacia la otra persona.
  • El silencio, cuando se utiliza como excusa para no discutir un asunto, a no responder a una pregunta o mostrar desinterés produce sensación de abandono y poco valor, o poco interés hacia las necesidades del otro.
  • Las críticas, producen una atmósfera negativa y tensa entre los miembros de la familia.
  • Falta de contacto visual, ya que para que la comunicación sea real debemos mirar bien a los ojos y evitar evasivas.
  • Los gritos ya que cuando se habla en voz alta y censurando se rompe el proceso de comunicación. De vez en cuando hay que permitir la toma de decisiones por parte de otros miembros de la familia y aceptarlas aunque no estemos del todo de acuerdo.

“Educar a gritos es como cortar un tarta con una motosierra. Puedes conseguirlo pero con graves consecuencias.”

  • Al no escuchar, estar interrumpiendo constantemente, ir a la defensiva o despreciar las ideas o sentimientos de la otra persona, le estamos enviando un mensaje de menosprecio a sus emociones y sentimientos.
  • Las emociones negativas al comunicarnos, como la rabia, el menosprecio o la ira no deben prevalecer. Al acusar alimentamos los problemas resultando así mas difícil la reconciliación.

No existen personas perfectas, un mal día lo puede tener cualquiera.

El ser humano está en constante crecimiento mental. Lo importante es lo que hagamos de forma habitual y para ello nos ayuda la inteligencia emocional, que deberíamos desarrollarla en cada etapa de nuestra vida. Así que, no te culpabilices ni te fustigues (como padres se que es algo que solemos hacer), no es demasiado tarde para poner en práctica este estilo de vida. A la larga te sentirás mejor y estarás orgullo de haber ayudado a tus hijos a desarrollar su inteligencia emocional.

“Un niño que conoce y sabe gestionar sus emociones no solo tendrá mejores resultados académicos, sino que estará más preparado para el mundo laboral” – René Diekstra.

En esta TEDx Talks, Lucas J J Malaisi, psicólogo y presidente de la Fundación Educación Emocional Argentina, nos habla de la educación emocional, refiere a que en nuestro día a día, estamos expuestos a adversidades que requiere la gestión adecuada de nuestra emociones. También expone la importancia que tiene de implementación del mismo en la educación del siglo XX! ¡Y qué razón que tiene!

Resumiendo, no podemos cambiar el mundo del día a la mañana, pero sí podemos cambiar nuestra forma de educar a nuestros hijos que serán el futuro de nuestro mundo.

Cristina J. Feltström

Foto: @jonathanborba de Unsplash