Etiqueta: amor propio

¿Cómo controlar el ego?

¿Cómo controlar el ego?

La definición del ego a lo largo del tiempo ha tenido distintos significados relacionados con la psique, el alma, la conciencia o el ser. Proviene del latín y significa “yo”. El término se popularizó tras la teoría del psicoanálisis de Sigmund Freud con la que 

Descubre tu capacidad innata para mejorar la autoestima

Descubre tu capacidad innata para mejorar la autoestima

¿Sabias que todos poseemos la capacidad de lograr la eficacia y la satisfacción para un correcto funcionamiento? Tal vez ya sepas que la autoestima es el resultado de la autovaloración que una persona hace sobre sí misma en distintos ámbitos y en diferentes habilidades. Es 

La importancia del amor propio

La importancia del amor propio

Se han realizado múltiples teorías sobre el significado del amor propio, tanto de signo positivo como negativo. Desde la humildad, modestia y sencillez hasta la vanidad, el egoísmo, el orgullo y la soberbia. Como en todo, hay que buscar el equilibrio y en este caso desarrollarlo de manera saludable. Desde la psicología, el amor propio hace referencia a la autoestima y al juicio positivo de uno mismo. Esta percepción se va creando desde la infancia a base de vivencias personales, generando así, creencias que nos condicionarán nuestras acciones. Por eso es importante el autoconocimiento para no convertirnos en nuestro peor enemigo.

“Amarse a uno mismo es el comienzo de un romance de toda la vida.” – Oscar Wilde

¿Porqué es importante?

El amor propio afecta la manera en la que nos relacionamos con los demás y el modo en que actuamos ante adversidades por lo que es fundamental para gozar de un bienestar psicológico. Puede condicionar a ultranza nuestros objetivos ya que indica en la manera en la que nos hablamos a nosotros mismo y actuamos acorde a ello. La falta de amor propio se evidencia en tener fuertes sentimientos de miedo, vergüenza, inseguridad, enfado o culpa.

Durante siglos hemos sido educados para amar y complacer a los demás. Era lo correcto y lo sigue siendo aunque con ciertos matices, no a cualquier precio. No se puede dar lo que no se tiene. Por eso se ha convertido en un reto para muchas personas el hecho de practicar el amor propio sin caer en el narcisismo. El amor propio no es un capricho o indulgencia, es una necesidad hoy en día en nuestra sociedad.

¿Cómo alcanzar el amor propio?

Como personas podemos caer en la tendencia de fustigarnos o dejar que nos fustiguen cuándo cometemos un error. Las altas exigencias, la demanda por la perfección, el miedo al fracaso, nos hacen ser muy duros con nosotros mismos. Debemos ser responsables por nuestros actos sí, pero hemos también de perdonar y dejar pie a ser lo que somos, humanos. Asimilar que equivocarse es algo natural es una muestra de amor propio pero hemos de trabajar con constancia en los siguientes pasos también:

Aceptación de uno mismo

Mírate al espejo y observa tú critica interior. ¿Qué oyes? ¿Son palabras positivas o negativas? ¿Le hablarías igual a una persona a la que amas? Trata de aceptar tus virtudes como tus defectos a nivel personal como físico. Es esencial conocerse a sí mismo, como pensamos, cuales son nuestros valores y qué es lo que deseamos. Se trata de ser conscientes de lo que necesitamos y perseguirlo. No perseguir lo que los demás quieren que persigamos. Debemos evitar de caer en la envidia y la comparación con los demás, anhelando lo que el otro tiene y nosotros no. Convierte esa envidia en admiración. La persecución constante tras lo que tienen los demás nos hace olvidar nuestras propias virtudes, nos quedamos ciegamente enfocados en lo que no poseemos. 

Mantener relaciones sociales saludables

Una persona que tiene amor propio establece límites con los demás y aprende a decir que no. No se trata de un acto egoísta, es un acto necesario para poder fortalecer el amor propio. Se trata también de cuidar tus relaciones y quien te rodea, resguardándote de posibles personas tóxicas. Las personas tóxicas, inevitablemente, se nos cruzan por el camino alguna vez en la vida. Por eso es necesario aprender a manejarlas efectivamente. Valora si el marco de referencia de tu entorno es adecuado o si crea expectativas que no son realistas, tratando de que aquel entorno aporte los valores que son significantes para ti. 

Vivir con un propósito

El amor propio no es solo amarte y aceptarte, es también cumplir tus propósitos y hacer realidad la vida que deseas. Sentir que lo que haces cumple un propósito hace que todo tenga más sentido, alimenta la motivación. El hecho de sentirnos exitosos refuerza nuestro amor propio. Toma las decisiones necesarias para apoyarlo. Es decir, si tu propósito es tener una vida más saludable, toma decisiones como; comer sano y equilibrado, hacer ejercicio, descansar lo suficiente, etc. 

Sigue aprendiendo

En la vida nunca debemos dejar de aprender, aprender cosas nuevas nos hace crecer como personas y eso alimenta nuestro autoestima. Encuentra algo que te guste y vuélvete experto en ello, te elevará la confianza. No me refiero a algo complejo como sacarte tres carreras universitarias. Puede ser dar algo como dar clases de baile, a cultivar un huerto urbano, un nuevo idioma, caligrafía, etc. Hoy en día no hay limites para la información. Seguro que puedes encontrar un pequeño hobby que te aporte mucho valor. Cuando te des cuenta que eres capaz de aprender cosas nuevas, superar miedos, salir de tu zona de confort, habrás hecho grandes progresos.

“Tú mismo, así como cualquier otro en el universo entero, mereces tu amor y afecto”. – Buda.

Vuelvo a citar a Oscar Wilde con sus sabias palabras cuando; el único amor consecuente, fiel, comprensivo, que todo lo perdona, que nunca nos defrauda y que nos acompaña hasta la muerte es el amor propio. ¿Sabiendo esto, eres capaz de querer lo contrario? Cierto es que cuando no sabes cuanto vales te das por menos. Cuando aprendes a amarte, encontrarás la paz ya que dejarás de perseguir, preocuparte o de tener celos de cosas que no son tuyas.

Cristina J. Feltström

Foto: @bartlarueeppler de Unsplash