Entradas recientes

¿Cómo desarrollar inteligencia emocional en la familia?

¿Cómo desarrollar inteligencia emocional en la familia?

Educar los sentimientos es algo importante y la ardua labor está en ocuparnos de hacerlo, mediante un trabajo que debe ser compartido tanto por la familia, la escuela y la sociedad en la que vivimos. En el día más familiar del año, quiero divulgar sobre 

¿Cómo Tratar Con Personas Tóxicas?

¿Cómo Tratar Con Personas Tóxicas?

Probablemente todos hemos estado expuestos ante el veneno de una persona tóxica, tal vez lo estés justo ahora y aún no lo sabes. El comportamiento de las personas tóxicas llega normalmente, de forma gradual. Es por eso que resulta tan peligrosa, ya que nos damos 

¿Cómo Activar un Anclaje Emocional?

¿Cómo Activar un Anclaje Emocional?

En PNL (programación neurolingüística), el término anclaje emocional se refiere al proceso consistente mediante el cual un recuerdo, un estado de ánimo u otra respuesta se asocia a un estímulo que te ayuda a situarte emocionalmente en un lugar concreto para poder acceder rápidamente a la respuesta deseada. 

¿Qué es el anclaje emocional?

Un anclaje emocional tomará distintas formas dependiendo de los soportes sobre los que se construya. Puede ser visual, auditivo, gustativo, olfativo o kinestésico. El recuerdo de una imagen puede ser un ancla para determinado sentimiento. Tocarse el brazo puede serlo para una fantasía visual o incluso para una creencia. Determinado tono de voz puede convertirse en un ancla para un estado de excitación o de confianza. Cada persona puede decidir conscientemente si desea establecer y activar esta clase de asociaciones. De este modo, el ancla se convierte en una herramienta de poder de uno mismo. El anclaje emocional puede ser una herramienta muy útil para ayudar a reactivar los procesos mentales para que te dirijan a un estado mental establecido previamente. Se asocian con la creatividad, el aprendizaje, la concentración y otros recursos importantes. 

Anclajes emocionales presentes naturalmente

Cada uno de nosotros tenemos anclajes emocionales establecidos y estos pueden ser positivos o negativos. Los positivos te provocan emociones agradables como alegría, amor, refuerzan la confianza, te aportan tranquilidad y te hacen sonreír. Los anclajes negativos te provocan miedo, rencor, tristeza u odio. Son limitantes y reducen la capacidad que tenemos de realizar las cosas con plenitud, produciendo pensamientos auto-destructivos.

Un ejemplo de anclaje emocional negativo, es la demostración empírica del procedimiento de condicionamiento clásico realizado con el Pequeño Albert. Este niño estuvo expuesto a distintos animales al mismo tiempo que se realizaban sonidos fuertes que le producían miedo. Finalmente el pequeño se exponía a los animales exentos de estos sonidos y aún así reaccionaba en modo amenaza. Identificar nuestros anclajes negativos es una potente herramienta para manejar nuestros sentimientos al exponernos ante situaciones, ya que entendemos el origen del mismo y consecuentemente podemos darnos cuenta que tal vez sean irracionales y podamos manejar nuestros sentimientos.

https://www.youtube.com/watch?v=O0uCWVEm1P8

Un ejemplo de anclaje emocional positivo, es el del crítico culinario, Anton Ego, de la película Ratatouille. Era conocido por sus duras reseñas y se queda pasmado por el plato campesino que le sirvieron ya que el sabor le evoca recuerdos de su niñez cuando su madre le cocinaba una receta similar. Mientras que Skinner, el malo de la película que intenta sabotear el restaurante, pide el mismo plato, intenta evocar sentimientos pero se enfada y se frustra, debido a que Skinner no tiene ese anclaje emocional establecido.

El origen de los anclajes emocionales

Estos se remontan al psicólogo y fisiólogo, Iván Petróvic Pavlov, ganador del Nobel de medicina en el 94.  Formuló la ley del reflejo condicional donde observó una respuesta fisiológica que se produce en los procesos digestivos de los perros y su salivación ante la comida. Pavlov hizo sonar una campana mientras el perro comía en reiteradas ocasiones. Finalmente, solo haciendo sonar la campana y aunque la comida no estuviese presente, hacia salivar al perro. La campana creó así, una asociación o anclaje emocional en el perro.

Crear un anclaje emocional positivo conscientemente

Podemos crear nuevos anclajes emocionales para ayudarnos a estabilizarnos cuando lo necesitamos y podamos salir de una situación de desconcierto por ejemplo. Para ello es importante que nos centremos en realmente la emoción que deseamos obtener y no en la emoción que no queremos. Es decir, si no queremos estar tristes, debemos evitar decirnos “deseo no estar triste”, el mero hecho de emplear la palabra triste, indica a nuestra mente fijarse en esa misma palabra. En vez, debemos decirnos “Deseo ser feliz”, nuestra mente pone el enfoque en la palabra feliz. Otro ejemplo puede ser en vez de decir “No quiero estar nervioso”, decir “Quiero estar relajado”. Una vez que hayas identificado el estado emocional que deseas obtener, sigue estos pasos:

Asocia tu anlaje

Asocia tu anclaje con un pensamiento positivo que te produzca bienestar, armonía y paz. Revive una situación en la que hayas experimentado aquel sentimiento. Cuanto más intenso lo recuerdes y cuanto más detalles le añadas, más efectivo será. Elige señales físicas como que olías (un perfume, el césped recien cortado, la tierra mojada después de la lluvia etc.), que sentías (una caricia, juntar la manos etc), que oías (una canción, la voz de un ser querido, pájaros cantando). También selecciona señales como el entorno, lo que observabas, quien te acompaña, que hacías.

Grábalo en tu mente

Permanece en ese momento durante el tiempo que necesites para grabarlo en tu mente. Cuando lo tienes grabado es el momento de anclarlo. Usa el gesto ancla más intenso que recordaste, ¿fue una caricia, un olor, una canción? Y céntrate en tu cuerpo cuando lo empleas, comprueba que funciona. Notarás que sientes lo que deseabas. 

Para que el anclaje emocional de resultados necesitas preparación previa. Asegúrate de tener unos 30 minutos sin interrupciones para no romper la concentración. Ponte en un sitio cómodo, céntrate en tu respiración e intenta que sea profunda, sintiendo cómo se alza el pecho y que trabaje el abdomen. Si cerrar los ojos te aumenta la concentración, ciérralos. Hay que practicar y repetir el anclaje emocional con frecuencia para que funcione. Hay que alimentarlo para que se vaya potenciando. Potenciarlo a menudo hará que este gesto se vuelva automático cada vez que necesites recurrir a esa emoción. No subestimes el poder de la mente. Con la práctica puedes llegar a dominarlo.

Cristina J. Feltström

Foto: @vishu_2star de Unsplash

Mejora tu Comunicación y Bienestar siendo Asertivo

Mejora tu Comunicación y Bienestar siendo Asertivo

La clave para tener éxito y respeto En el artículo de hoy os quiero presentar una herramienta muy poderosa, la habilidad de expresarnos de manera sincera, directa y adecuada, logrando así expresar lo que queremos sin atacar a terceros. Algunos dicen que es un don 

¿Cómo Eliminar los Pensamientos Destructivos?

¿Cómo Eliminar los Pensamientos Destructivos?

El engaño de la percepción En artículos anteriores os he hablado de cómo funciona nuestra mente y lo extraordinaria que es. Está constantemente procesando información tanto a nuestro favor (pensamientos constructivos) como a nuestra contra (pensamientos destructivos). Curiosamente, cuando nos planteamos alguna pregunta, nuestra mente 

¿Qué es la Educación Emocional?

¿Qué es la Educación Emocional?

El secreto de convertirse en un adulto con éxito está en una buena educación emocional.

Para ello está la dura labor de cada adulto y cada mentor o profesor en enseñar a los más pequeños a desarrollar las habilidades de lo que llamamos inteligencia emocional. La razón por la que la educación emocional es tan importante a temprana edad es que al ser desarrollada en nuestra infancia y adolescencia, nos proporciona habilidades fundamentales para la vida. El proceso de desarrollo emocional de los niños incide en su identidad, la autoestima, seguridad y confianza en sí mismo. Entendemos como tal a la adquisición de competencias que se pueden aplicar a una multitud de situaciones tales como la prevención del consumo de drogas, prevención del estrés, ansiedad, depresión, violencia, etc.

Organismos internacionales y la educación emocional

Organismos internacionales com la UNESCO advierten que la falta de educación emocional en los sistemas educativos puede dar como resultado pérdidas en la productividad de hasta un 29% del Producto Interior Bruto, por lo que el impacto económico igualmente es notable. En el 2020 diseñaron un decálogo de principios básicos imprescindibles para poner en marcha programas de aprendizaje social y emocional.

“Más vale una cabeza bien hecha que una cabeza bien llena” – Montaigne

Los componentes de la inteligencia emocional

La inteligencia emocional está compuesta por cinco componentes que interactúan entre ellos y con el resto de inteligencias hacia un desarrollo personal exitoso. Veamos entonces el potencial que tienen los distintos componentes de la inteligencia emocional aplicados en lo que llamamos educación emocional.

Autoconocimiento:

El autoconocimiento trata de saber reconocer las emociones propias, creencias y valores. Para ello resulta importante trabajar desde una edad temprana en identificar las emociones. En saber diferenciar si uno está triste, decepcionado, enfadado, frustrado, etc. Tener conciencia de las propias emociones es la competencia emocional fundamental sobre la cual se construyen las demás. Una carencia de esta habilidad nos impide tomar conciencia de las mismas.

Autorregulación:

Saber identificar sus propias emociones da lugar a poder expresar de una manera saludable las emociones. Desarrollar la autorregulación implica tener la habilidad de gestionar tus pensamientos y tus sentimientos. Tener un equilibrio emocional debe ser el objetivo prioritario. Mantener las emociones descarriladas a raya es clave para el bienestar emocional. Ni emociones demasiado frías, ni emociones incontroladas.

Empatía:

La empatía significa tener la habilidad de reconocer, sin juzgar, los sentimientos de otra persona incluso sin que esa persona lo exprese verbalmente. Trata de saber ver la situación del otro desde su perspectiva aunque la propia sea distinta. Por eso no se trata de estar de acuerdo, sino de entender. La empatía, además es la raíz del altruismo (la comprensión de lo que otras personas sienten en situaciones de perturbación mueve a la gente a ayudar) y también de la moral.

Motivación:

Mantener la motivación es la fuerza del optimismo y la esperanza. La motivación es imprescindible para poder seguir hacia delante y lograr objetivos. Se trata de tener una capacidad resiliente contra frustraciones, fracasos y diversas creencias y limitaciones.

Habilidades interpersonales:

La capacidad de resolver una situación social de manera efectiva y mutuamente satisfactoria, expresar sentimientos, opiniones y derechos.

Los objetivos de la educación emocional

La personalidad se desarrolla a base de la socialización individual, en la que los niños aprenden los valores y costumbres de la sociedad de manera natural e inconscientemente. La unidad familiar será su principal escuela de aprendizaje emocional. Es el primer núcleo social de convivencia y relación para el ser humano. También es considerada como el eje vertebrado personal y social del individuo, en particular, y de la sociedad en general, de la sociedad porque el vinculo existente entre familia y sociedad explica el lugar que ocupa esta entidad dentro de la organización social. Rafael Bisquerra, catedrático de orientación psicopedagógía y presidente de la Red Internacional de Educación Emocional y Bienestar, habla de los objetivos generales de la educación emocional resumidos en los siguientes términos:

  • Adquirir un mejor conocimiento de las propias emociones.
  • Identificar las emociones de los demás.
  • Desarrollar la habilidad de controlar las propias emociones.
  • Prevenir los efectos perjudiciales de las emociones negativas.
  • Desarrollar la habilidad para generar emociones positivas.
  • Desenvolver una mayor competencia emocional.
  • Incrementar la habilidad de auto-motivarse.
  • Adoptar una actitud positiva ante la vida.
  • Aprender a fluir.

La finalidad y el proceso de aprendizaje

La finalidad de la educación emocional es aumentar el bienestar personal y social de cada persona. El proceso de aprendizaje es continuo a lo largo de nuestras vidas. No me cabe duda que incluir la educación emocional en el currículum escolar ayudará a mejorar las competencias socioemocionales. El correcto desarrollo y la preparación para la vida adulta capacitan para afrontar mejor los retos que se plantean en la vida cotidiana.

Por último, comparto con vosotros este video con Elsa Punset hablando con el psicólogo y experto en educación emocional René Diekstra, donde habla sobre el aprendizaje de esta disciplina y qué ventajas concretas tiene en el desarrollo de niños y jóvenes:

Por una educación emocional al alcanze de todos,

Cristina J. Feltström

Foto: @roman_lazygeek de Unsplash

¿Cómo superar el miedo?

¿Cómo superar el miedo?

Todos sentimos miedo alguna vez, es una emoción básica que compartimos con nuestro entorno y se activa cuando percibimos amenazas. El miedo conforma una familia de emociones que se comprenden desde el estrés, el pánico, la angustia o el malestar temeroso hasta la fobia. El 

¿Cómo superar una nueva ola de Covid 19?

¿Cómo superar una nueva ola de Covid 19?

Con la incertidumbre que estamos viviendo todos, mantener una actitud positiva es un reto cada vez más duro. Pensar que se acerca un nuevo confinamiento y que aún no sabemos cuándo va a acabar este fenómeno, puede disminuir la motivación y llegamos a pensar ¿cómo 

¿Qué es el Mindfulness (Atención Plena)?

¿Qué es el Mindfulness (Atención Plena)?

Antes de rechazar la idea porque esta potente herramienta te suene a cuento chino, sigue leyendo. Porque si eres como yo que necesitas tener evidencias científicas para creértelo, las encontrarás en este artículo.

Practicar Mindfulness no tiene que ver con una creencia religiosa, espiritualismo u otras filosofías. Se trata de una especie de meditación basada en principios de la ciencia.

¿En qué consiste el Mindfulness?

Consiste en conseguir una atención plena de tu consciencia relajándola primero para prestar atención a pensamientos, emociones, sensaciones corporales junto a la percepción del ambiente circundante. Todas las percepciones se manejan sin juzgar si son correctas o no. La atención se enfoca en lo que se percibe, sin dar pie a rumiación que se define como la preocupación excesiva por los problemas (del día normalmente) y sus posibles causas y consecuencias, en contraposición a buscar soluciones. 

“Mientras mas entrenemos nuestra consciencia, más rápido entenderemos las dinámicas del yo y de nosotros” – Amit Ray.

Los beneficios del Mindfulness

El Mindfulness se está utilizando por la psicología y la psiquiatría como uno de los posibles tratamientos para varias enfermedades psicológicas, sobre todo para la reducción de la ansiedad y la depresión. Una investigación de la revista Journal of Internal Medicine publicó Mindfulness como una de las prácticas para aliviar los síntomas de trastornos relacionados con el “burnout” como la depresión o la ansiedad. 

Esta práctica también ha dado como resultado mejoras en la memoria, creatividad, capacidad de concentración y la autoconciencia. En la UMass Memorial Health Care Center de Los Estados Unidos, el Dr. Jon Kabat-Zinn y su equipo comenzaron a utilizar el Mindfulness como método terapéutico hace ya más de 40 años para aliviar enfermedades relacionados con el estrés al igual que el dolor en enfermedades crónicas.

“Cuando bailo, bailo. Cuando duermo, duermo. Y cuando camino por un bosque, si mi pensamiento se distrae hacia asuntos distantes, lo conduzco de nuevo al camino, a la belleza de mi soledad.” – Michel de Montaigne.

Algunas investigaciones neurocientíficas dicen que apoya las conexiones entre la amígdala y la corteza prefrontal, donde se regula la expresión de nuestros pensamientos, emociones y acciones. Fortalecer las conexiones entre el neocortex y la amígdala nos protege frente el estrés y la ansiedad, enemigos de la atención plena. Si quieres entender más el funcionamiento de las emociones a nivel cerebral, te recomiendo mi artículo anterior aquí.

Andrés Martín nos impulsa en el siguiente video a ‘estar presente’ exponiendo las evidencias científicas que muestran los beneficios asociados a la técnica del Mindfulness:

Debo decir qué, tras años de investigación y realizar sesiones de Mindfulness, he entendido los beneficios que aporta y los he podido aprovechar. Practicarlo, aunque sea solo 5 minutos en el momento oportuno, te da la oportunidad de “resetearte” en aquel instante. ¿Qué, te animas? 😃

Si quieres saber más, te facilito el siguiente artículo por UMassMemorial Health Care, sobre el impacto del estrés en el cuerpo y como Mindfulness puede ayudar:

What Stress Does to the Body — and How Mindfulness Can Help

Cristina J. Feltström

Foto: @jbesly de Unsplash

La Importancia de Desarrollar Resiliencia y como conseguirlo con 7 hábitos

La Importancia de Desarrollar Resiliencia y como conseguirlo con 7 hábitos

¿Qué es la resiliencia y qué se necesita para ser una persona resiliente? La resiliencia es el proceso de adaptarse bien a la adversidad, a un trauma, tragedia, amenaza o fuentes de tensión significativas, como problemas familiares o de relaciones personales, problemas serios de salud