Entradas recientes

¿Sufres de síndrome del impostor?

¿Sufres de síndrome del impostor?

¿Alguna vez te has sentido que fueras un fraude? ¿Qué no eres lo suficientemente bueno en lo que haces? ¿Que algún día te delatarán en el trabajo y que salga a la luz que eres inepto? Aún teniendo una carrera profesional de éxito o grandes 

¿Cuál es tu Estilo de Aprendizaje?

¿Cuál es tu Estilo de Aprendizaje?

¡Que no todos aprendemos igual, ni a la misma velocidad no es ninguna novedad! Aunque para algunos aún sigue siendo una realidad que no quieren aceptar y aún existen métodos de aprendizaje anticuados en las aulas. Por suerte, la investigación trata de explicar los procesos 

Amor en posibles combinaciones

Amor en posibles combinaciones

El amor es una de las más intensas y deseables emociones humanas. ¿Y si os digo que existen distintas formas de amar? El amor es un fenómeno complejo, basado en distintos principios y posibles combinaciones. Por no olvidar, uno de los sentimientos más intensos que podemos percibir que al mismo tiempo nos hace sentir tan vivos. Muchas veces el amor es dictado como el mayor acto de valentía.

“Donde hay amor hay vida” –  Mahatma Gandhi.

La teoría del amor de Sternberg

El reconocido psicólogo y profesor de la Universidad de Yale, Robert Sternberg, propuso la que llega a ser ha día de hoy, una de las teorías más conocidas del amor, la teoría triangular de Sternberg. Según esta teoría, el amor viene compuesto por 3 cualidades que se manifiestan en cualquier relación amorosa:

Intimidad

Hace referencia a la cercanía, el vínculo, la conexión entre las dos personas, la confianza, amistad y el afecto entre ellos. Implica también el deseo de dar, recibir y compartir. Podemos hablar de intimidad cuando queremos causar el bienestar de la persona amada, un sentimiento de felicidad con la misma. Existe la entrega y recepción de apoyo emocional y una comunicación íntima, donde se muestran tal como son con confianza y aceptación mutua. 

Pasión

Hace referencia a un deseo de unión con el otro. Una atracción física, sexual de la relación pero también deseo de compartir con el otro la parte de sus vidas que no implica solo la sexualidad.

Compromiso

Es la decisión de amar a la otra persona y mantener ese amor. Este componente es cuando decides que quieres estar con esa persona para lo bueno y para lo malo. Es el componente estabilizador de las relaciones cuando se dan los inevitables altibajos. La intimidad se desarrolla gradualmente a medida que va avanzando la relación y puede seguir creciendo siempre.

“Amor es solo una palabra hasta que llega alguien para darle sentido” – Paulo Coelho

Posibles combinaciones amorosas

En la vida real, estos tres elementos se mezclan entre sí. A nivel teórico se representan en las esquinas de una pirámide siendo la intimidad en el punto mas alto y a los lados inferiores, el compromiso y la pasión. Igualmente, estos factores, pueden variar con el tiempo en una misma relación. Según se combinen estos componentes, (forman las vértices de un triángulo equilátero), las relaciones amorosas serán distintas.

Según Sternberg, las distintas formas de amar pueden ser de manera aislada o por etapas. Siendo más probable que se mantenga relaciones basadas en dos (o los tres) cualidades que las que son se basa en un único elemento. Veamos a continuación las posibles combinaciones:

El cariño

Se refiera a una amistad verdadera donde solo hay intimidad pero no existe la pasión ni el compromiso. La pareja se siente cercana y confían el uno del otro sin embargo no existe el compromiso ni el deseo de tener relaciones íntimas entre ellos.

El encaprichamiento

Esta manera de amar se convierte en una relación superficial ya que no hay intimidad ni compromiso pero sí una fuerte pasión. Es lo que solemos llamar el amor a primera vista. 

El amor vacío

Viene a referirse a un fuerte compromiso, desprovisto de pasión e intimidad. Suele ser corriente en las relaciones interesadas, donde no existe confianza ni relaciones íntimas, aunque sí un compromiso de estar unidos. Por ejemplo, los matrimonios concertados, suelen fomentarse por el amor vacío a los comienzos.

El amor romántico

Este se puede comparar con el amor vivido por Romeo y Julieta o los enamoramientos del verano. Es un amor de confianza y cercanía, atracción y excitación pero falta de compromiso. El compromiso puede llegar a florecer en este tipo de relación, si esta etapa continua con grandes experiencias juntos.

El amor sociable

En el amor sociable hay intimidad y compromiso pero la pasión se encuentra ausente. Se carece de deseo y excitación por la otra persona pero factores como la convivencia, los hijos y las experiencias les mantienen juntos. Esta relación puede ser muy duradera y aunque esté falta de deseos puede llegar a ser satisfactoria para los que los compone. 

El amor fatuo

Es el tipo de amor se manifiesta predominando la pasión y el compromiso no obstante, escasea de la estabilizante influencia de la intimidad. La pareja desea estar junta, sienten una gran atracción por estar juntos. Sin embargo no tienen nada en común. 

El amor consumado

Se denomina así el amor completo. Es el resultado de la combinación de los tres elementos de la pirámide. Es el amor ideal, también recibe el nombre del amor maduro.

La evolución y percepción del amor

El equilibrio entre estas tres cualidades puede ir cambiando a medida que avanza una relación. Sirven como referencia para identificar cuándo una pareja necesita mejorar uno de los aspectos, o por lo contrario, decidir si cortar por lo sano. Esta teoría siguiendo una metáfora geométrica, la evolución de la relación influirá por diversos aspectos importantes tanto a nivel teórico como práctico.

La satisfacción en una relación amorosa dependerá de las percepciones, en cuyo caso cada sujeto de la relación, puede percibir de distinto grado, por lo cual hay que estar atento a las discrepancias. Cada relación es única, y el grado de satisfacción viene a ser influenciado por los ideales que hemos adquirido. No se puede decir que algunos son buenas o malas, solo diferentes unas de otras. No dejes que la sociedad establezca cuál es el modo correcto de amar, no cerremos sus posibles maneras.

Cristina J. Feltström

Foto: @shairad de Unsplash

¡Descubre tus inteligencias!

¡Descubre tus inteligencias!

Albert Einstein, Michael Jordan o Beeethoven ¿quién dirías que es más inteligente? El clásico paradigma de que sólo existe un tipo de inteligencia, sigue dando una idea errónea a muchos, cuestionándose que si no eres un matemático excelente o un experto en ciencias y con 

¿Cómo Domar las Emociones?

¿Cómo Domar las Emociones?

La naturaleza nos ha dotado de emociones como mecanismo de supervivencia a modo de resortes que nos impulsan a actuar para satisfacer nuestras necesidades. Por nuestro propio beneficio, hemos de aprender a domarlas (no erradicarlas). Para encontrarle una respuesta al título de este post, conocer 

¿Cómo afrontar la soledad?

¿Cómo afrontar la soledad?

Aunque parece ser que vemos la luz al final del túnel de esta pandemia, sigue siendo muy común sentirse solos. El sentimiento de soledad vive en muchas personas también previo a la pandemia y es muy relativo en cada uno de nosotros. Puedes tener muchas personas a tu alrededor y aún así sentirte solo o bien, tener a pocas personas en tu entorno y no sentirte nada solo. Todo depende de la calidad de tus conexiones internas contigo mismo y con las personas que te rodean.

¿Qué es la soledad?

Según la RAE, la soledad se define como una carencia voluntaria o involuntaria de compañia, sentimiento de tristeza o melancolía que se tiene por la falta, ausencia o muerte de alguien o algo. Si hablamos de soledad emocional, se refiere a un estado mental al igual que la depresión, ansiedad o el miedo. Es por ello que la soledad no se manifiesta únicamente como el estereotipo de aquel retraído en el rincón en una fiesta o el que se encuentra sentado solo en el comedor.

Este sentimiento se puede manifestar en forma de ira, retracción social, consumo de sustancias. Identificar sentimientos de soledad puede resultar algo complejo, para los que te rodean y para uno mismo, muchas veces es una mezcla de emociones y que se descubren cómo “me siento invisible para los demás”, “siento que tengo toda la carga para mi sola”, o “si mañana no estuviera, siento que no me echarían en falta” entre otros. Cabe desmentir el gran estigma detrás del reconocimiento de este sentimiento, llamado vergüenza, ya que muchos relacionan estar solos con no ser personas de agrado, que no le gustas a los demás o que tenemos algún tipo de fallo y por ello no somos “aceptados”.

“La soledad es un reencuentro consigo mismo y no debe ser un momento de tristeza, es un momento de reflexión”- El Principito

Las distintas caras de la soledad

El ser humano es social por naturaleza, lo cual significa que necesita el contacto y la relación con otras personas. Podemos sentir momentos de soledad en nuestras vidas ya sea por falta de una relación de intimidad o de unión emocional de confianza, de una relación social y amistad de calidad, o de falta de apoyo y/o unión social.

El ser humano tiene la necesidad de tener cubierto las necesidades de estos tres aspectos de las relaciones. Es por eso que podemos tener una familia maravillosa y cercana pero aún así sentirnos solos si nos falta el apoyo social que necesitamos o sino no tenemos un fiel amigo con quién contar. Esto puede ser muy frustrante para las personas de tu entorno que no logran suplantar ese sentimiento de soledad. Por ejemplo, una pareja felizmente casada donde uno de ellos siente una falta de conexión social o amistad. No se siente solo a nivel de intimidad y de union emocional pero sí puede sentir un vacío si las amistades son superficiales e insignificantes. 

Las consecuencias de la soledad

La soledad es mucho más en un sentimiento negativo y puede llegar a tener serias consecuencias para la salud. Por muy autónomos e independientes que seamos, las relaciones interpersonales nos aportan seguridad y bienestar, dos aspectos que son esenciales para mantener nuestro equilibrio psicológico. A parte de los achaques a nivel emocional, como ansiedad, depresión, bajada de autoestima, también padecer consecuencias a nivel físico relacionándose con el insomnio, bajada del sistema inmune, hipertensión arterial y demencia.

“Sólo se puede ser uno mismo mientras se está solo: quien, por tanto, quien no ama la soledad tampoco ama la libertad; pues únicamente si se está solo se es libre” – Arthur Schopenhauer

4 pasos para afrontarla

Mejora la conexión contigo mismo

Todo se basa finalmente en las conexiones que tenemos tanto a nivel social como personal. De nada sirve tener una buena conexión familiar o amistosa si no puedes ser tú mismo. En las relaciones familiares muchas veces vemos las exigencias de ser un buen estudiante, comportarnos como es debido, etc. pero esto no tiene que estar necesariamente ligado a como somos como persona. En las amistades, tal vez optamos un cierto rol para ser incluido en el círculo, que tal vez se encuentre lejos del rol que optaríamos por naturaleza. Por eso es tan importante empezar mejorando tu conexión contigo mismo para entender cuales son tus cualidades y valores. 

Cuando tenemos claro cuales son nuestras cualidades y nuestros valores, la manera en que interactuamos con los demás sera más pura, sin tapujos, sin la necesidad de ser validados por los demás. No hay nada que te drene más emocionalmente que intentar ser alguien que no eres. Esto hace que nos quedamos sin energía para dar que queremos dar a las relaciones significantes de nuestro entorno. Para poder entablar una buena relación recíproca es necesario estar bien contigo mismo y permitirte ser tu.

Evita el aislamiento

Una actitud pro-activa para abrirte a nuevas relaciones es involucrarse en actividades de interés donde tendrás la oportunidad de conocer a personas con tus mismos intereses. Esto no garantiza que superes la soledad pero pone a tu disposición la opción de conectar con colectivos y personas de características similares a las tuyas. Es importante hacer ese esfuerzo extra para asistir a eventos sociales que ayuden a mejorar las conexiones de las relaciones sociales. El aislamiento es el peor enemigo para combatir la soledad.

Actívate

La mejor inversión que puedes hacer en tí es el ejercicio ya que activa la segregación de endorfinas también llamada la hormona de la bienestar y felicidad. La soledad es un estado que aumenta las sensaciones negativas, mantenerte activo te ayudara a subir la energía. Tu cuerpo y tu mente es todo uno, por lo tanto es igual de importante cuidarte a nivel físico como emocional. En este artículo te dejo 6 actividades muy recomendables en tu rutina diaria.

Busca ayuda

Las personas mas cercanas a ti pueden ayudarte, un familiar o un amigo. Habla con ellos de como te sientes y seguro que estarán dispuestos a darte todo su apoyo. La soledad afecta a millones de personas. Hay muchas cosas que puedes hacer para superarla pero no necesariamente solo. Muchas veces, tan solo el hecho de poder hablar con tus más cercanos sirve de ayuda terapéutico. No obstante si el proceso es demasiado duro puedes acudir ayuda a un profesional que pueda guiarte con los recursos necesarios.

Cristina J. Feltström

Foto: @priscilladupreez de Unsplash

¿Porqué nos cuesta olvidar?

¿Porqué nos cuesta olvidar?

Ciertas vivencias del pasado pueden dejarnos una cicatriz que moldea nuestra manera de ser, relacionarnos y pensar. Finalmente nuestra vida se va formando por las distintas experiencias que vamos teniendo. Algunas buenas, otras de las que salimos reforzados y otras más dolorosas. Cuanto más dolorosas 

¿Cómo Eliminar La Culpa De Tu Vida?

¿Cómo Eliminar La Culpa De Tu Vida?

Iniciemos esta artículo con una pequeña reflexión, la culpa es una de las emociones más inútiles. Sí, cada emoción tiene su función y aparece para indicarnos algo e incentivarnos a actuar. En este caso sobre algún “error” cometido, aprender de él y seguir adelante. Pero 

¿Sufres apego emocional?

¿Sufres apego emocional?

Identificar si tienes una dependencia emocional en tu relaciones puede resultar un poco confuso. Aunque es muy importante aprender hacerlo antes de que se convierta en un problema. Este apego emocional puede vincularse hacia la pareja, la familia, las relaciones sociales o incluso objetos materiales. Si tienes un apego emocional prolongado puedes llegar a dejar de lado tu manera de ser, tu gustos e intereses, incluso a otros seres queridos de tu entorno con tal de permanecer en la cercanía de dicha persona. Esto ocurre muchas veces de manera inconsciente y puede permanecer durante toda la vida.

«El apego es el mayor motivo de sufrimiento de la humanidad» – Walter Riso

¿Qué es el apego emocional? 

El apego va surgiendo a lo largo de la primera infancia y a medida que vamos creciendo dicho apego se va transformando. El apego seguro suele referir a la vinculación hacia una figura relevante empleada como base segura a la cual volver en circunstancias de malestar o miedo. Mientras que el apego inseguro se da cuando se teme que la figura de apego no estará presente para poder cubrir las necesidades en los momentos que se les requiera.

Los apegos inseguros llegados a la madurez pueden resultar en conductas de evitación o ambivalencia. Desde dificultades en confiar en los demás y por ello mantener relaciones superficiales, hasta menospreciarse por un auto-concepto dañado, generando situaciones de dependencia o co-dependencia, así como miedo al abandono. Es aquí cuando el apego emocional se convierte en un vínculo obsesivo y sustentado con la creencia de que dicho vínculo te hará felíz, te dará seguridad y/o sentido a tu vida.

El apegado y sus posibles síntomas

Unas de los principales síntomas del apego emocional es la inseguridad y la baja autoestima donde se genera miedos irracionales y desconfianza. Llegando a un alto grado de sufrimiento. El miedo a la soledad que el apegado a veces sufre puede provocar una intensa necesidad de agradar y complacer. Como sí de un altruismo sin limites se tratase. Y renunciando a las necesidades y dando lugar a la sumisión como muestra de amor.

En las relaciones de pareja, el apego emocional puede manifestarse con pensamientos obsesivos vinculados al ámbito y conductas comprobatorias como los celos y el control excesivo. El apegado puede sentir un vacío permanente que trate de llenar con su pareja de manera que le resulte difícil abstraerse de ella. Estos patrones se vuelven repetitivos a lo largo de sus relaciones. Se inician desde una imagen ideal donde no se ve sus defectos y sobrestimas las virtudes de la otra persona, queriendo preservar dicha relación. Cuando el apegado nota que se está quebrantando la relación se traduce en miedo al abandono y generando más apego. 

Consecuencias del apego emocional

El apego emocional puede llagar a tener consecuencias tanto psicológicas como sociales. Como apegado vas disminuyendo tu amor propio tras cada sumisión y sacrificio que vas realizando con tal de satisfacer a tu figura de apego. Al renunciar a tus gustos y necesidades empiezas a sentirte poco valorado e importante. Esto resulta en una baja autoestima, sentimientos de inferioridad y frustración. Las relaciones terminan siendo inestables ya que idealizabas una relación que se encuentra en un vaivén de rupturas y reconciliaciones que no permiten avanzar. Walter Riso, psicólogo y especialista en terapia cognitiva, dice que “el desapego no es desamor, sino una manera sana de relacionarse, cuyas premisas son; independencia, no posesividad y tampoco adicción.”

“El origen del sufrimiento es el apego, que crea la ilusión del ego” – Buda.

¿Cómo superarlo?

Para poder salir de un apego emocional se debe reconocer de manera sincera aquella dependencia emocional que se vuelve como un deseo insaciable. Es decir, que da igual lo que haga el otro, siempre vas a querer más, donde el nivel de tolerancia esta cada vez más alto.

Hay que trabajar el autocontrol para identificar qué cosas haces por amor o cariño pero que en realidad te perjudican. También será necesario entender que la única manera de tener un relación sana con los demás es poniendo límites. Una comunicación asertiva siempre te ayudará poder hacer caso a tus necesidades y derechos sin faltar el respeto o el cariño hacia la otra persona. Ya que el apego emocional está muy ligado a una baja autoestima, es fundamental reforzarla pasando tiempo a solas para centrarse en qué debes hacer por ti y tu crecimiento personal. Amplía tu círculo social para dar a conocer a gente nueva, esto siempre te aportará nuevas perspectivas y conocimientos, aumentando así tu desarrollo personal.

Cristina J. Feltström

Foto: @romankraft de Unsplash

¿Eres socialmente competente?

¿Eres socialmente competente?

¿Te relacionas por igual con niños, jóvenes, adultos o personas mayores? ¿Con las personas del mismo sexo que con las del sexo contrario? ¿Con los amigos que con desconocidos? Nos gustaría pensar que sí pero esto no siempre es cierto. Sigue leyendo y encontrarás la