Bienvenidos

Bienvenidos

Podría enrollarme describiendo el contenido de mi página, hablándote de teorías, prácticas y experiencias, pero empezar nuestra relación de este modo me resulta algo aburrido y pasado de moda. Dejaré que tú definas mi página y que te quedes con lo que más te guste, con lo que más conecte contigo y te sientas más identificado. Después de todo cada cosa que leamos, veamos o experiencia que vivamos lo entendemos de modos distintos, lo percibimos distinto y lo asimilamos distinto.

No mentiré, hablaré de teorías. La teoría es importante para entender cómo funciona nuestra mente y esto a su vez es importante para saber cómo controlarla y/o cambiarla. También hablaré de experiencias para poder reflexionar sobre ellas, para encontrar comparativas al igual que las diferencias. Comparativas para darte cuenta que no eres el único que ha vivido las mismas experiencias y topado con los mismo obstáculos. Diferencias para que veas que cada uno requiere una práctica individualizada ya que somos personas reales con propósitos distintos, con estilos de aprendizaje diferentes y necesidades diversas.

Si has dado con mi página es porque estás buscando un cambio. Tal vez un cambio de trabajo, de casa, de imagen o tal vez un cambio que va mucho más allá – un cambio dentro de ti! 

Mi misión es inspirarte y darte las herramientas necesarias durante este proceso con la ayuda de teorías, prácticas y experiencias que he logrado durante estos años. Todo para finalmente conseguir el mismo objetivo, ser felices y tener una mente sana. Aprender a pensar en positivo.

Suena fácil pero necesita mucha práctica y algo de ayuda. Ciertamente no podemos evitar los acontecimientos negativos o traumáticos y, mucho menos, las emociones que sintamos. El gran cambio está en lo que hagamos con ello. Porque habrán momentos negativos en la vida. Sin embargo, con la actitud correcta conseguiremos ver que siempre se puede salir adelante e, incluso, aprender de esas experiencias. Ya que muchas veces nos estancamos y hace que nos vayamos apagando poco a poco. 

Esto requiere tiempo pero sobre todo requiere ganas. Ganas de intentarlo, ganas de ser sincero contigo mismo, ganas de romper con viejos modales y reiniciar tu mente!

Cristina J. Feltström

Foto: Unplash