¿Cómo ser un gran líder gracias a elementos del coaching?

¿Cómo ser un gran líder gracias a elementos del coaching?

A día de hoy, numerosas empresas de prestigio ya han implementado herramientas de coaching en su liderazgo. No cabe duda que cualquiera que tenga personas a su cargo, debería fomentar herramientas de coaching para el buen desarrollo de su equipo. De aquí nace la denominación líder-coach y para ello se requiere trabajar 4 elementos del coaching fundamentales.

“Un líder lleva a la gente a donde nunca habrían ido solas” –Hans Finzel

¿Qué es un líder-coach?

Se define como líder-coach aquel o aquella que tiene la capacidad de lograr que su equipo se implique mas allá que de los resultados. Es decir, mejorar la eficiencia del grupo con un incremento de motivación, dándoles la posibilidad de disfrutar y que se pueda encontrar un sentido a su trabajo. Implementar la filosofía del coaching se convierte en una herramienta muy poderosa para influir en los demás, apoyar la cooperación y transmitir su visión al equipo de manera referente.

4 elementos del coaching

Para crear un impacto positivo que involucre al empleado y aumentar su compromiso, se debe implementar estrategias que incluyan elementos del coaching en el ámbito del liderazgo. Veamos más detenidamente 4 elementos fundamentales del coaching:

Valores

Los valores son subyacentes a la conducta. Se define como valores lo que realmente nos importa. Es por eso que nuestra conducta se verá condicionada por nuestros valores. Todo aquello que se acerca a nuestros valores nos produce satisfacción, y de modo contrario, todo aquello que se aleja no lo hace. Identificar y ser conscientes de dicho valores no ayuda alinear los objetivo con aquellos valores y alcanzar así mejores resultados.

Resultados

El coaching es un proceso basado a conseguir resultados. Se define una meta y se traza el camino para llegar a él. Este camino constará de una mejora continua del desempeño, ya sea individual o grupal, para alcanzar dicho objetivo. Se estudiará posibles debilidades y se identificará las fortalezas para crear la mejor sinergía. También, se tratará de concienciarse en  las dinámicas de grupo para la gestión de las actitudes y los patrones de comportamientos.

Disciplina:

Cualquier aprendizaje y desarrollo requiere ser disciplinado para poder sostener las conductas deseadas hacia la mejora constante. Se requiere disciplina para emplear habilidades críticas y crear condiciones fundamentales duraderas en el tiempo, con sus correspondientes seguimientos.

Entrenamiento

El coaching requiere mucha práctica para sacarle partido. Las sesiones han de ser participativas por ambas partes, aunque es importante que el coach se mantenga al margen para no influir de manera directa en sus respuestas. Se trata de orientar al coachee a identificar que aspectos críticos puedan dificultar su desempeño y cómo buscarle un solución. 

“La esencia de un coach es la escucha profunda para liberar potencial” – Anónimo.

El coaching no siempre es válido

El líder-coach sabrá en qué momentos es necesario emplear los elementos del coaching y en ningún momento lo utilizará para manipular la decisión final del empleado. Como líder existen acontecimientos donde se requiere dar respuestas y directrices rápidas. El coaching se debe implementar en momentos donde el empleado dispone del tiempo y la libertad de poder desempeñar la función de manera autónoma. También requiere que esté dispuesto o dispuesta a recibir coaching. Dependiendo de la persona, habrá veces que quiera recibir la respuesta directa de su líder. Esto a largo plazo limita el desarrollo personal y profesional del empleado y dependerá más de la supervisión y directrices del líder. Un líder-coach comparte su visión y influye en su empleado para que así no sea.

¿Buscas mejorar tus capacidades de liderazgo? Igual este artículo te puede servir.

Cristina J. Feltström

Foto: @krakenimages de Unsplash



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *