4 errores al cerrar un ciclo

4 errores al cerrar un ciclo

Cada ciclo tiene un comienzo, un desarrollo y un final. Cada fase es necesaria y aprender a cerrar cada uno de los ciclos es importante para poder progresar y no quedarnos retenidos en él. Este cierre interfiere en lo que se hará en un futuro. Todo final da pie a un nuevo comienzo y es allí donde debería estar nuestro enfoque y energía. En otras palabras, cerrar un ciclo es dejar en el pasado algo que ya finalizó para poder seguir adelante. 

4 errores comunes

Cerrar un ciclo es posible aunque muchas veces parece que no le vemos el fin. Sobre todo cuando estamos en el punto mas lejano de su desarrollo y sentimos que hemos tocado fondo. Para evitar el estancamiento en dichos ciclos, hay que asegurarse de no cometer los 4 errores que expongo a continuación:

1. Temer a lo desconocido

Los nuevos comienzos muchas veces asustan ya que el ser humano prefiere aferrarse a lo conocido.  Nuestro instinto de supervivencia nos hace evitar la incertidumbre, aunque lo conocido no sea lo mejor para el/ella. Ver nuestras vivencias como las paradas de tren nos crea memoria de lo vivido y nos pone rumbo hacia la nueva realidad. Piénsalo, muchas veces se nos arrebatan los pies del suelo para que usemos nuestras alas.

“Puede que no sepas donde vas, pero siempre que abras las alas, el viento te llevará” – C. Joybell C

2. Pensar que olvidar es equivalente

Dar la espalda o engañarnos con olvidar lo ocurrido no funciona ya que siempre va formar parte de nosotros, de lo vivido. Hay que repasar lo ocurrido paso a paso para procesarlo. Es cuando surge el duelo, algo muy necesario para poder decir “adiós” a lo que ya no volverá a ser. En este duelo hay que analizar tanto lo bueno como lo malo y preguntarse qué hemos aprendido. No hay que buscar explicaciones a todo lo ocurrido ya que hay veces donde no se puede explicar, aceptar y perdonar es la mejor carta a jugar.

3. No decir adiós a la culpa

La culpa es una de las emociones más improductivas que producimos ya que nos aferra al pasado. Es una emoción que viene a decirnos que hemos cometido un error. Quedarte estancado en aquel error sin remediarlo o aprender de él solo resultará nocivo a largo plazo. Darnos cuenta que errar es un mal necesario del ser humano para mejorar. Si eres de los que la culpa te reconcome, te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo donde hablo de cómo eliminar la culpa de tu vida

4. Ponerle fecha de cierre a un ciclo

Cerrar ciclos no siempre es fácil y muchas veces requiere ayuda para procesar el duelo y así superar la pérdida o ruptura. El apoyo de un profesional nos puede ayudar a pasar por las etapas de un ciclo y así cerrarlos correctamente. No existe un tiempo determinado de duración de los ciclos. El proceso de maduración es personal en cada uno. Cuando miras atrás y ves que aquellos recuerdos ya no producen dolor, tristeza, rabia, entonces podemos decir que hemos cerrado el ciclo. Al igual que cuando lo recuerdas, eres capaz de agradecer todo lo que aquella vivencia te ha enseñado.

“Algunos finales son felices, otros tan solo son necesarios” – Autor desconocido

La resiliencia – el mejor aliado para cerrar un ciclo

Aumentar nuestra resiliencia nos permite adaptarnos bien a las adversidades de la vida. Este proceso de adaptación muchas veces es confundida como una habilidad innata e inmutable cuando en realidad, es algo que vas adquiriendo y desarrollando durante la vida. Aquí puedes ver 7 hábitos para aumentar la resiliencia.

Cristina J. Feltström

Foto: @gaspanik de Unsplash



2 pensamientos sobre “4 errores al cerrar un ciclo”

  • Muy interesante …..es muy cierto lo que dices referente a que hay que analizar todo lo positivo y negativo de lo que has dejado atrás y aprender de todo ello. Cerramos puertas de nuestras vidas pero se abren otras nuevas y es muy emocionante todo lo que viene diferente por descubrir.En el cambio está la evolución como dice «Chambao»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *