10 razones para implementar la Inteligencia Emocional en el Trabajo

10 razones para implementar la Inteligencia Emocional en el Trabajo

Aún siendo una exigencia legal para todas las empresas, la intervención en el ámbito de la prevención de riesgos psicosociales, resulta ser escasa en muchas de ellas. Se requiere desarrollar estrategias oportunas para conseguir mayor nivel de salud y bienestar en los empleados, y aquí es donde muchos fallan o no logran poner el enfoque correcto. Resulta asombroso cuando se ha demostrado en diversos estudios que la satisfacción de los empleados tiene un reflejo directo en los resultados. El truco para lograr mayor eficacia y eficiencia, a parte de reducir la accidentalidad laboral, esta en la mejora de los entornos psicosociales. ¡Implementar la inteligencia emocional en el trabajo es el modelo con el que todos ganan!

La inteligencia emocional, una necesidad indiscutible

La inteligencia emocional está incrementando y avanzando en la persecución de entornos psicosociales más saludable en las organizaciones. Estudios avalan que el éxito y la eficacia laboral depende de un 20% de las competencias técnicas que poseen los profesionales y en un 80% del nivel de competencias sociales y emocionales que posean los miembros de la organización. Dado estos datos, las investigaciones sobre los impactos de las emociones en el ámbito laboral han multiplicado. Resultando en que los estados de ánimo y la disposición general al rendimiento, la toma de decisiones, la creatividad, la capacidad de colaboración, la motivación laboral o el liderazgo, tanto en lo positivo como en los negativo repercuten.

A parte de la repercusión que tiene en el éxito y la eficacia laboral, la inteligencia emocional sirve como factor protector frente a las adversidades y situaciones de estrés. Es decir, es una manera de aumentar la resiliencia. Una alta inteligencia emocional ayuda mejorar la resistencia a estas situaciones de modo que resulten menos amenazantes y como oportunidad de aprendizaje. Disponen también de mayor eficacia personal y de mayor capacidad de adaptación. 

“Es muy importante entender que la inteligencia emocional no es lo opuesto a la inteligencia, no es el triunfo del corazón sobre la mente. Es la exclusiva intersección entre ambos.” – David Caruso

Empresas evolutivas por implementar la inteligencia emocional

Más y más empresas logran entender los beneficios que aportan implementar esta estrategia. Apuestan por la dura labor que tiene modelar entornos saludables y por ello resulta de gran importancia empezar implementándolo por la dirección de empresa. Los directivos son los que en primer lugar deben asumir que las emociones tienen una unión indivisible por naturaleza y no se debe tratar de erradicarlas. Se trata de aprender a gestionarlo y desarrollar dicha habilidad en el resto del equipo. 

“El reto de un líder es ser fuerte pero no grosero. De ser amable pero no débil. De ser humilde pero no tímido/a”. – Jim Rohn

¿Porqué implementar la inteligencia emocional en el trabajo?

Si mejorar el éxito y la eficacia laboral no resulta una razón lo suficientemente beneficiosa, te expongo 10 razones menos generalizadas que, una organización emocionalmente inteligente consigue mejorar:

  1. Trabajadores más sanos, motivados y satisfechos.
  2. Orgullo de pertenencia a la empresa.
  3. Favorecer la retención de talento.
  4. Mejora el clima y la organización de la empresa.
  5. Crea entornos saludables y seguros.
  6. Reduce el absentismo y la rotación de personal.
  7. Disminuye la accidentalidad, las enfermedades profesionales, los problemas y las enfermedades relacionadas con el trabajo.
  8. Reduce el estrés y ayuda a conservar la energía.
  9. Mejora la imagen corporativa mediante la proyección de la empresa que realizan los mismos trabajadores, los clientes, y los proveedores.
  10. Convertirse en una empresa atractiva para otros profesionales y captar nuevos talentos.

La mejora en publicidad

Numerosas empresas invierten capital en conseguir un buen “Employer Branding”, un término que se usa comúnmente para describir la reputación de una organización como empleadora, y su propuesta de valor hacia los empleados. Mirando más de cerca las dos últimas razones mencionadas, no existe mejor publicidad que la proyección realizada por los empleados sobre la organizaciones. Son las historias reales las que cuentan así que finalizo con la siguiente reflexión, ¿qué historia quieres que se cuente sobre tu empresa?

Cristina J. Feltström

Foto: Brooke Cagle de Unsplash



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *