¿Cómo trabajar la automotivación?

¿Cómo trabajar la automotivación?

Mantener una mentalidad emprendedora y positiva ante las adversidades no siempre es trabajo fácil. Mantenerse motivado en la consecución de los objetivos puede resultar imposible cuando nos topamos con continuos problemas. Entonces, ¿cómo podemos dirigir mejor las emociones hacia nuestras metas? En anteriores artículos hemos hablado de los componentes de la inteligencia emocional a nivel personal, como el autoconocimiento y la autorregulación, dando pie a la tercera competencia personal, la automotivación. Desarrollar una fuerte automotivación es el combustible que mantendrá los motores en marcha y es por eso que resulta vital para podamos superarnos día tras día.

Lo que la automotivación te puede brindar

La automotivación es una habilidad muy poderosa, como un super poder de influir en tu propio estado de ánimo. Cuando logras un fuerte desarrollo de la automotivación se crea un alto impulso hacia el logro y sientes un gran compromiso en los proyectos en los que te involucras. Tus acciones se ven impulsadas por algo más allá del dinero u otras recompensas materiales, y mas bien por la pasión o interés personal. También te facilitará una alta necesidad de logro con lo cual, no tendrás problemas en tomar la iniciativa cuando se te presenta la oportunidad.

Las personas con automotivación siempre están buscando maneras de hacerlo mejor y logran mantenerse optimistas ante las adversidades. La automotivación será la fuerza que te ayudará a enfrentarte a situaciones vitales complejas que la vida nos presenta. Es lo que te generará resiliencia y perseverancia, una herramienta fundamental para alcanzar nuestros objetivos en la vida. 

¿Cómo trabajarla?

Mantener la automotivación no es un trabajo fácil. Hay factores internos y externos que influyen en nuestra motivación y en el ámbito donde se desempeñen las distintas acciones que deseamos realizar. Estar seguros de nosotros mismos siempre ayudará a ser capaces de perseguir nuestros objetivos con éxito. La visión que tengas de ti mismo y el diálogo interno que te empleas puede estar sellando tu destino. Asegúrate de eliminar pensamientos destructivos de tu mente para poder emplear las siguientes estrategias para reforzar tu automotivación:

  • Domina el miedo al fracaso

El miedo mata muchos sueños ya que nos mantienen paralizados ante la acción. La motivación es justamente eso, acción. Correr riesgos y enfrentarte a situaciones de incertidumbre pueden provocar sentimientos de miedo. Superar el miedo consiste en escuchar lo que realmente nos quiere decir. ¿Necesitamos prepararnos mejor? Entonces debemos mirar qué podemos hacer para estar más preparados. ¿Te falta recursos? Tal vez puedes pedir ayuda a alguien que posee dichos recursos. Es decir, los miedos están allí para ponernos en alerta de algo. Si los identificas puedes encontrar soluciones para que estos no te frenen. Si no lo consigues, no pasa nada. No todo se consigue a la primera y no todo los caminos hay que recorrerlos solos.

“No olvidemos que las pequeñas emociones son las grandes capitanas de nuestras vidas y las obedecemos sin darnos cuenta.” – Van Gogh

  • Aprendizaje continuo

El aprendizaje es algo más allá que obtener títulos académicos. No es una capacidad que, una vez llena, no queda espacio para conocimientos nuevos como si un disco duro se tratase. El conocimiento es ilimitado y está a nuestro alcance siempre que estemos dispuestos a ello. Seguir aprendiendo es lo que te dará nuevas perspectivas y de ese modo, te abrirá nuevos caminos. Conocer a personas nuevas no solo te hará más empático al abrirte a diversidades sino que también crea sinergía, lo que te hará más eficiente. Mantén viva la curiosidad y creatividad. Lee un libro que te aporte nuevos conocimientos, o un artículo si estás falta de tiempo. También puedas oír un podcast mientras realizas alguna tarea rutinaria o para matar un tiempo muerto puntual. Existen muchas vías por la que uno puede recibir continuos aprendizajes. 

“Todo aprendizaje tiene una base emocional.” – Platón

  • Reconocimiento propio

Muchas veces pensamos que el reconocimientos hemos de recibirlo de los demás como por ejemplo, en el ámbito laboral. Sí, es muy importante que este factor se promueva dentro de la empresa para conseguir el bienestar laboral y potenciar el compromiso. Pero el verdadero trabajo está en nuestro interior de saber y permitirte reconocer todo aquello que has hecho, todo el camino que has recorrido. Esto suele ser el que menos practicamos y cuando no estamos acostumbrados a hacerlo nos puede costar horrores, hasta podemos llegar a pensar que no hemos conseguido nada. No esperes a recibir el reconocimiento externo, empieza por dártelo a ti mismo. Cada vez que alcances una meta, por muy pequeña que sea, permite un capricho como premio.

  • Define tus metas

Date tiempo para escucharte a ti mismo y que puedas plantearte qué es lo realmente quieres. La única manera de hacer visible tu propósito es que tengas bien claro qué es, cómo lo vas a conseguir y cuándo. Para poder realizar un seguimiento de ello y ver que vas por buen camino se requiere plasmarlo de modo que quede bien cuantificado, medido y definido. El método SMART es usado en multitudes de empresas para el cumplimiento de objetivos pero también en el coaching personal. En este artículo os describo como definir un objetivo con este método. Cuando desconocemos el rumbo que debemos tomar, surge la desmotivación, así que por favor, no te saltes este paso. ¡Es fundamental!

La automotivación a largo plazo

Nadie recolecta la cosecha el día después de haber sembrado por lo que hay que trabajarlo a diario. Al igual que nutrimos nuestro cuerpo con alimento todos lo días, lo mismo pasa con nuestra mente. La automotivación se encuentra en nuestra mente, nuestra actitud lo define. Cultivando tu mente todos los días te ayudará a mantenerla en forma y estar preparada para “agentes externos” saboteadores de la motivación. No se trata tanto de lo que ocurre, si no de cómo lo afrontas. Recuerda de no medir el éxito en la vida por lo que logras, sino por los obstáculos que superas.

Cristina J. Feltström

Foto: @kellysikkema de Unsplash



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *