Amor en posibles combinaciones

Amor en posibles combinaciones

El amor es una de las más intensas y deseables emociones humanas. ¿Y si os digo que existen distintas formas de amar? El amor es un fenómeno complejo, basado en distintos principios y posibles combinaciones. Por no olvidar, uno de los sentimientos más intensos que podemos percibir que al mismo tiempo nos hace sentir tan vivos. Muchas veces el amor es dictado como el mayor acto de valentía.

“Donde hay amor hay vida” –  Mahatma Gandhi.

La teoría del amor de Sternberg

El reconocido psicólogo y profesor de la Universidad de Yale, Robert Sternberg, propuso la que llega a ser ha día de hoy, una de las teorías más conocidas del amor, la teoría triangular de Sternberg. Según esta teoría, el amor viene compuesto por 3 cualidades que se manifiestan en cualquier relación amorosa:

Intimidad

Hace referencia a la cercanía, el vínculo, la conexión entre las dos personas, la confianza, amistad y el afecto entre ellos. Implica también el deseo de dar, recibir y compartir. Podemos hablar de intimidad cuando queremos causar el bienestar de la persona amada, un sentimiento de felicidad con la misma. Existe la entrega y recepción de apoyo emocional y una comunicación íntima, donde se muestran tal como son con confianza y aceptación mutua. 

Pasión

Hace referencia a un deseo de unión con el otro. Una atracción física, sexual de la relación pero también deseo de compartir con el otro la parte de sus vidas que no implica solo la sexualidad.

Compromiso

Es la decisión de amar a la otra persona y mantener ese amor. Este componente es cuando decides que quieres estar con esa persona para lo bueno y para lo malo. Es el componente estabilizador de las relaciones cuando se dan los inevitables altibajos. La intimidad se desarrolla gradualmente a medida que va avanzando la relación y puede seguir creciendo siempre.

“Amor es solo una palabra hasta que llega alguien para darle sentido” – Paulo Coelho

Posibles combinaciones amorosas

En la vida real, estos tres elementos se mezclan entre sí. A nivel teórico se representan en las esquinas de una pirámide siendo la intimidad en el punto mas alto y a los lados inferiores, el compromiso y la pasión. Igualmente, estos factores, pueden variar con el tiempo en una misma relación. Según se combinen estos componentes, (forman las vértices de un triángulo equilátero), las relaciones amorosas serán distintas.

Según Sternberg, las distintas formas de amar pueden ser de manera aislada o por etapas. Siendo más probable que se mantenga relaciones basadas en dos (o los tres) cualidades que las que son se basa en un único elemento. Veamos a continuación las posibles combinaciones:

El cariño

Se refiera a una amistad verdadera donde solo hay intimidad pero no existe la pasión ni el compromiso. La pareja se siente cercana y confían el uno del otro sin embargo no existe el compromiso ni el deseo de tener relaciones íntimas entre ellos.

El encaprichamiento

Esta manera de amar se convierte en una relación superficial ya que no hay intimidad ni compromiso pero sí una fuerte pasión. Es lo que solemos llamar el amor a primera vista. 

El amor vacío

Viene a referirse a un fuerte compromiso, desprovisto de pasión e intimidad. Suele ser corriente en las relaciones interesadas, donde no existe confianza ni relaciones íntimas, aunque sí un compromiso de estar unidos. Por ejemplo, los matrimonios concertados, suelen fomentarse por el amor vacío a los comienzos.

El amor romántico

Este se puede comparar con el amor vivido por Romeo y Julieta o los enamoramientos del verano. Es un amor de confianza y cercanía, atracción y excitación pero falta de compromiso. El compromiso puede llegar a florecer en este tipo de relación, si esta etapa continua con grandes experiencias juntos.

El amor sociable

En el amor sociable hay intimidad y compromiso pero la pasión se encuentra ausente. Se carece de deseo y excitación por la otra persona pero factores como la convivencia, los hijos y las experiencias les mantienen juntos. Esta relación puede ser muy duradera y aunque esté falta de deseos puede llegar a ser satisfactoria para los que los compone. 

El amor fatuo

Es el tipo de amor se manifiesta predominando la pasión y el compromiso no obstante, escasea de la estabilizante influencia de la intimidad. La pareja desea estar junta, sienten una gran atracción por estar juntos. Sin embargo no tienen nada en común. 

El amor consumado

Se denomina así el amor completo. Es el resultado de la combinación de los tres elementos de la pirámide. Es el amor ideal, también recibe el nombre del amor maduro.

La evolución y percepción del amor

El equilibrio entre estas tres cualidades puede ir cambiando a medida que avanza una relación. Sirven como referencia para identificar cuándo una pareja necesita mejorar uno de los aspectos, o por lo contrario, decidir si cortar por lo sano. Esta teoría siguiendo una metáfora geométrica, la evolución de la relación influirá por diversos aspectos importantes tanto a nivel teórico como práctico.

La satisfacción en una relación amorosa dependerá de las percepciones, en cuyo caso cada sujeto de la relación, puede percibir de distinto grado, por lo cual hay que estar atento a las discrepancias. Cada relación es única, y el grado de satisfacción viene a ser influenciado por los ideales que hemos adquirido. No se puede decir que algunos son buenas o malas, solo diferentes unas de otras. No dejes que la sociedad establezca cuál es el modo correcto de amar, no cerremos sus posibles maneras.

Cristina J. Feltström

Foto: @shairad de Unsplash



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *