¿Porqué nos cuesta olvidar?

¿Porqué nos cuesta olvidar?

Ciertas vivencias del pasado pueden dejarnos una cicatriz que moldea nuestra manera de ser, relacionarnos y pensar. Finalmente nuestra vida se va formando por las distintas experiencias que vamos teniendo. Algunas buenas, otras de las que salimos reforzados y otras más dolorosas. Cuanto más dolorosas lleguen a ser dichas vivencias, , más nos cuesta olvidar y más complicado puede ser tratarlo. Aunque no por ello imposible. La buena noticia es que el cerebro cuenta con los mecanismos para ello, se llama instinto de supervivencia.

¿Porqué nos cuesta olvidar?

La parte funcional afectiva del cerebro puede llegar a ser muy intensa. Dicho suceso siempre formará parte de nosotros y por ello nos cuesta olvidarlo. Aferrarnos al recuerdo de lo ocurrido es una forma de preservar una parte de nosotros mismos. Nuestras decisiones siempre rondan entorno a nuestras emociones y lo que conservamos en nuestra memoria emocional las condiciona, consciente o inconscientemente. Estas emociones quedan grabadas como determinados neurocircuitos en nuestra mente e influyen en si somos felices, resilientes, valientes, tristes, miedosos, etc. La desactivación de dichos circuitos pueden resultar complejo.

En el caso de emociones como el miedo u otras reacciones ante sucesos que generan recuerdos emocionales profundos, los recuerdos tienden a perpetuarse. Cuando nos aferramos a estos recuerdos aunque sean dolorosos somos nosotros los que estamos eligiendo sufrir. Un nuevo estudio realizado por Jeremy R. Manning entre otros profesores neurocientíficos, defiende que es posible olvidar recuerdos intencionalmente. Pero ¿qué podemos hacer para que el proceso sea efectivo?

“Cuando dejo ir lo que soy, me convierto en lo que podría ser. Cuando dejo ir lo que tengo, recibo lo que necesito.” – Lao Tse

¿Cómo hacer el proceso de olvido más leve?

Estar en el presente

Al igual que muchos trabajos de desarrollo personal es muy importante enfocarse estar en el presente. Hemos de empezar por aquí, incluso para el mas escéptico. En artículos anteriores he hablado sobre la técnica del Mindfulness y cómo ponerla en práctica. De este modo te centras en el momento presente, olvidándote del pasado y del futuro por un momento. En este caso, lo que deseamos olvidar está en el pasado, ahí es donde se encuentra el dolor. Aferrarnos al pasado impide que podamos disfrutar de las pequeñas cosas en el presente. No debemos hacer que todo gire en torno a aquel suceso ocurrido cuando podemos soltar el recuerdo en cualquier momento, solo debemos poner el enfoque adecuado.

Evita el diálogo interno saboteador

En segundo lugar observa cómo te hablas. Obsérvate de verdad, seguramente aunque creas que tratas de hablarte de manera positiva encontrarás momentos en el que surgen pensamientos negativos sobre ti en ciertas situaciones una y otra vez sin ser consciente de ello, solo sufriendo sus efectos. “Que tonto/a soy, cómo me pudo pasar” o “Qué inútil, no soy capaz de hacer las cosas bien” ¡No fustigues tu autoestima! Piensa en qué le dirías a alguien que esté pasando por lo mismo. Muy probablemente el consejo que le harías a esa persona será lo que necesitas aplicarte a ti mismo. 

Amores perdidos o no correspondidos

La causa recurrente por lo que las personas acuden a mí para ayudarles a olvidar está relacionado con un amor perdido. Cabe entender que un amor perdido es un amor que no te corresponde. Por eso es tan importante no invertir la energía en una persona que ya no suma nada en tu vida. Esta energía es vital que la enfoques en ti y solamente para ti. El amor no se puede forzar y no se debe mendigar.

Si nuestra pareja ha decidido dejar la relación o ha encontrado otra pareja no dice nada sobre nosotros. Es únicamente una elección por su parte. Nunca debemos compararnos ni reprocharnos. La consulta que suele venir de la mano a la anterior es si deben buscar a una nueva pareja sólo para olvidar a la otra. No si es por esa razón, no sería justo para ti ya que sería un amor deshonesto, ni para la otra persona por las misma razones y terminará pagando el daño que tú has sufrido.

Minimiza la exposición al recuerdo

Para poder pasar página y superar el dolor es necesario que limites tu exposición a todo que recuerda a ese momento especial. Es decir, si se trata de una ex-pareja no conviene que estés constantemente revisando su perfil en las redes sociales. O releer los mensajes de amor que os mandasteis cuando aún teníais algo especial. Esto sólo logrará sentirte peor y dificultar el olvido. 

Invierte en ti

Olvidar forma parte del pasado y para no estar en el pasado, nuevamente se requiere estar en el presente con visión hacia el futuro. Este es un gran momento para invertir en ti. Retoma proyectos que hayas dejado “apalancados”, inicia esa actividad que tanto te gusta. Haz cosas que te hagan crecer que te nutran más que un complejo vitamínico en medio de un largo y oscuro invierno.

Aceptar, aprender y perdonar

Ser conscientes de que no podemos cambiar el pasado es una manera de lograr aceptar y por muy doloroso que pudo ser aquel acontecimiento siempre hay una parte de él que nos enseña algo nuevo. Cómo sabiamente dijo Robert Kiyosaki, a veces se gana y a veces se aprende. Aprender a perdonar a quién te causó dicho dolor, incluso si esa persona eres tú, es lo que permitirá seguir adelante. Errores se cometen y errores se cometerán, no debemos castigarnos eternamente por algo implícito en el ser humano.

“Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.” – Viktor Frankl

Respeta tu proceso

Cada uno de nosotros tenemos nuestro ritmo. El proceso de desarrollo personal de cada uno es eso, personal. El tiempo y la estrategia de cada uno es diferente y debemos adaptarnos a él. Compararnos o asumir retos como “pasar página en 7 días” no son realistas, y desmotivantes cuando te das cuenta que no funcionan. No debemos reprocharnos si no lo conseguimos ya que al final terminará generando más malestar a nuestra vida. Con el tiempo y la estrategia adecuada, cada individuo lo supera ya gracias a que nuestro cerebro está dotado con los mecanismo necesarios para la supervivencia. Es así como se desarrolla la resiliencia pero igual que todo, toma su tiempo. Eso sí, si los recuerdos son muy dolorosos y nos persiguen constantemente o no sabemos qué estrategia emplear para dejarlos en el pasado, es aconsejable acudir a un psicólogo especialista para que nos ayude con el proceso.

Cristina J. Feltström

Foto: @sadswim de Unsplash



2 pensamientos sobre “¿Porqué nos cuesta olvidar?”

  • Hola ayer le escribí a mi ex y me trató muy mal, de hecho tengo capturas dónde me dice trastornada mental, qué puedo hacer para que sus palabras no me duelan? Saludos Cordiales

    • Hola Meli,

      Gracias por tu mensaje!

      Sin tener muchos detalles de la situación y como fue la conversación, entiendo que dichas palabras duelan ya que es una persona que forma parte de tu pasado. Merecemos que se nos hable con respeto. En este caso necesitaras valorar si merece la pena mantener el contacto, sino es una relación saludable, tal vez necesites cortar por lo sano.

      Es importante que tengas en cuenta que dicha acción por tu ex puede ser su manera de canalizar emociones que no sepa gestionar. No obstante no justifica que deba hacerlo de dicha manera y sus palabras no te definen.

      En un artículo anterior hablaba de como gestionar las criticas, tal vez te pueda servir:

      https://reiniciandomentecoaching.com/2021/01/aprende-como-actuar-ante-criticas/

      Cualquier otra duda, estoy aquí para ayudar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *