¿Tu entorno te está afectando tus emociones?

¿Tu entorno te está afectando tus emociones?

Si recientemente has iniciado una dieta, ¿irías a darte un banquete en la mejor pastelería local? O si estás recuperándote de una adicción a las apuestas, ¿te pegarías unas vacaciones en Las Vegas? Lo dudo mucho. No lo creo, porque el entorno tiene un gran impacto en cómo piensas, sientes y actúas. Es por ello que resulta muy importante que crees el entorno en el que quieras verte. No sólo soñarlo, debes ir a por él y hacer lo que necesites para cambiarlo. Al menos empezando a eliminar todo aquello que no sostiene la idea principal de la vida que deseas. 

“El mundo es un lugar peligroso, no a causa sólo de los que hacen el mal sino de aquellos que no hacen nada para evitarlo” – Albert Einstein

Crea tu campo de energía positiva

Somos seres creadores, desde que nos levantamos hasta que nos volvemos a costar, estamos creando nuestra realidad basada en nuestros pensamientos y sobre lo que sentimos. Estamos constantemente expuestos. Cuando desarrollas la capacidad de identificar qué o quién resta tu campo de energía positiva puedes llegar a tener más control de como te sientes. Pero hay que practicarlo a diario, de ahí la importancia en escuchar a tus emociones para saber cómo está afectando a tu estado mental y emocional.

A parte de ser creativos, tenemos una necesidad innata, ligada a la supervivencia, de sentirnos seguros y a salvos. Eso nos hace buscar el confort emocional que va más allá de que la temperatura de un ambiente sea adecuada. Se trata de que nuestro entorno nos debe resultar familiar pero lo suficientemente estimulante para nuestro correcto desarrollo. Cuando el ambiente, ya sea en el entorno laboral o personal, es estimulante y nos sentimos bien, se minimizan los miedos y podemos asumir más riesgos. 

Personas de tu entorno que afectan a tus emociones

¿Alguna vez has tenido una conversación con alguien que finalmente haya cambiado tu estado de ánimo? Totalmente consumido en energía o bien, lo opuesto. El veneno de una persona tóxica puede producir mucho daño y lo peor de todo es que a veces no nos damos cuenta de ello. En la labor de crear un entorno emocional saludable se incluye identificar cómo son las personas con las que decides pasar tu tiempo. Se rata de rodearte de personas que te muestran su apoyo. Personas que muestran respeto y amor por quién realmente eres. Vamos, gente maja de verdad.

Muchas veces el apoyo que te ofrezca un amigo puede tener mayor fuerza que tu propia voluntad. Es muy difícil intentar crecer como persona o cambiar malos hábitos si las personas que te rodean no te apoyan. Una vez leí que resulta un 65% más probable que cumplas tu objetivo si te comprometes con alguien. ¿Quién no ha logrado mantenerse apuntado al gimnasio por más tiempo cuando ha tenido ese fiel amigo con el que asistir?

“Te mereces alguien que tema perderte” – R.H. Sin

Ojo con la información consumida

La información puede impactar muchísimo en nuestro campo de energía emocional. Los medios de comunicación, los mensajes que consumes por las redes y demás información que lees conmueve tu sentimientos y esto afecta finalmente tu visión hacia el mundo y cómo decides actuar y comportarte. Si estás de bajón y necesitas levantarte el ánimo, no veas una película trágica llena de miseria. Asegúrate que veas y lees cosas que te enriquecen y te aportan un contenido de valor. Sí, a veces es inevitable recibir noticias negativas pero hay que tratar de contrastar ese tipo de información y asegurarse que no se vuelva nociva. Algo muy nocivo también es la absorción de críticas ajenas, sobre todo si no son malamente intencionadas. Saber gestionarlas para que no resten tu energía y te desmotive. En este artículo te cuento como hacerlo. 

Finalmente, la regla de oro es que hagas lo posible en rodearse de un entorno que tiene como preferencia contribuir hacia los demás en vez de constantes quejas, donde resulte más importante dar que recibir. Estar por ayudar, en vez de que los demás estén a su servicio. Si te rodeas de luz, lo verás todo más claro.

Cristina J. Feltström

Foto: @zacharytnelson de Unsplash



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *