¿Cómo cumplir tus propósitos en el 2021?

¿Cómo cumplir tus propósitos en el 2021?

Empezamos un nuevo año y como de costumbre nos habremos planteado nuevos propósitos. Esta vez lo haremos diferente, no los dejaremos en un cajón donde caigan en el olvido. Si quieres llevarlos acabo y te daré las herramientas necesarias para cumplir tus propósitos. Ponerse objetivos es la mejor manera de mantener la motivación, le das expectativas a tu tiempo.

Primer paso para cumplir tus propósitos – empieza clarificando

Antes de empezar, creo que estamos de acuerdo en que es necesario establecer y clarificar las metas personales, académicas y profesionales. Debemos adquirir el hábito de registrarlas por escrito, procurar que sean realistas pero ambiciosas, y que resulten motivante. Una buena organización resulta primordial para saber discriminar lo importante y detectar las prioridades y los elemento críticos de cada proceso. Debemos aprender a trabajar con plazos, reducir las interrupciones y eliminar los ladrones del tiempo. Organizar implica programar, administrar y gestionar de modo eficaz el tiempo.

Segundo paso para cumplir tus propósitos – ponerlos por escrito

Empecemos primero en explicar porque es tan importante poner los propósitos por escrito. No podemos coger atajos en este caso y dejarnos llevar por la pereza. Si sueles establecer tus metas por este camino, estas empezando con muy mal pie. ¿Si te digo que tienes un aumento de probabilidades de cumplir tus propósitos si lo apuntas con papel y lápiz, te animas ha hacerlo?

Existen regiones en el cerebro que son evolutivamente muy antiguas, como el SAR (sistema de activación reticular). Esta región incluye a la formación reticular que son áreas críticas para la supervivencia y protección ante adversidades. Se puede definir como un filtro de alerta, recibiendo y filtrando información de nuestra conciencia y dando preferencia a lo que es realmente importante modulando nuestros estado de vigilia. Es por esa razón que a veces nos desconectamos y tendemos al sueño si por ejemplo estamos oyendo un discurso que no nos interesa y cuando nos llaman por nuestro nombre sobresaltamos. O por ejemplo, cuando nunca has oído hablar de un producto hasta que un amigo te dice que es la caña y de repente lo ves por todas partes. Tu SAR ha captado ese producto como algo valioso y es más receptivo cuando vuelves a recibir su estímulo. 

El hecho de definir claramente tu propósito le dirá a tu mente que es algo importante y lo priorizará. Estarás atento a distintas oportunidades, soluciones, contactos y otra información relacionado con tu meta y la obtención del mismo. El siguiente estudio inspirado en el mítico del 3% realizado por Harvard Business School, arroja evidencia empírica de lo ventajoso de reafirmar los propósitos. 

“Establecer metas es el primer paso de lo invisible a lo visible” – Tony Robbins

El porqué de que no se han cumplido tus propósitos

¿Tienes muy claro cual es tu propósito pero aun no lo has conseguido? El problema muy probablemente no es que no puedas lograrlo. Debemos dejar de fustigarnos con estos pensamientos. El problema está en los obstáculos que se encuentra la mente como: las creencias, los malos hábitos, pensar negativamente, falta de autoestima y autoconfianza, los miedos, falta de fuerza de voluntad. Identifica tus obstáculos, determina cuales son tus creencias, malos hábitos, pensamientos negativos o miedos y como los adquiriste. Anota también qué te provoca la falta de autoestima o autoconfianza, al igual que la falta de fuerza de voluntad. Después define tu plan de acción y confronta tus obstáculos del camino. Es la única manera de superarlo. Muchas veces el mero hecho de haberlos identificado y encontrado sus raíces, minimizan y resulta mas fácil vencerlos.

Tercer paso para cumplir tus propósitos – Define tu plan de acción

Para cumplir nuestros propósitos deben ser cuantificables, medibles en cantidad, calidad, coste, plazo, de modo que podamos realizar un seguimiento de los mismos y verificar que se van cumpliendo adecuadamente, o introducir en su caso las acciones correctoras necesarias. Trata de ponerte propósitos realistas y alcanzables, obviamente, no vamos a proponer cosas inalcanzables para que, al ver que no lo conseguimos perdamos toda la motivación. El método SMART es uno que he utilizado numerosas veces al establecer objetivos en equipos y me resulta infalible. Te ayudará a crear metas claras, medibles y alcanzables. SMART es un acrónimo, que en inglés, significa sintetizado de la siguiente manera: Specific, Measurable, Attainable, Relevant y Timely.

S de Especifico:

Cuanto más claro y detallado sea, más fácil te resultará entender qué es lo que quieres conseguir. Especialmente si vas a necesitar el apoyo o la colaboración de otras personas, como tal vez, alguien de la unidad familiar para conseguirlo. Define las metas pequeñas dentro de la gran meta. De esta forma el camino se hará mas ameno y podrás celebrar y recompensarte a medida que lo vas logrando.

M de Medible:

Resulta importante que tu objetivo sea medible para saber si vas por buen camino o si debes corregir algo.

A de Alcanzable:

Las metas han de ser alcanzables, porque si piensas que no vas a ser capaz de conseguirlo, probablemente no vayas a conseguirlo. Piensa en cómo lo vas a conseguir, que herramientas requieres, obstáculos que puedan surgir y como batirlos. No nos podemos dejar limitar por un “no puedo”. No es que no puedas hacerlo, solo que no has aprendido aun cómo hacerlo.

R de Relevante:

Si el objetivo no es importante para ti, no te molestarás en conseguirlo. Define por qué son importantes y si no logras encontrar el porqué, probablemente no sea lo suficientemente importante. Puede ser que en algún momento de tu vida lo fuese, pero con el paso del tiempo hayas cambiado de opinión, de necesidades y ya dejó de valerlo.

T de Temporizado:

Si no marcamos en el tiempo nuestro objetivos, es probablemente que nunca se cumplan. Define para cuándo quieres haber conseguido tu meta. El mayor fracaso de todos es no haberlo intentado.

Si aun no te encuentras 100% motivado, tal vez tu propósito no sea de tanta importancia para ti. Tal vez sea un objetivo que has deseado conseguir durante mucho tiempo pero ahora hayan cambiado tus prioridades. Si ese es el caso, no pasa nada. Identificándolo ya sabes que no debes gastar más energía en ello y puedes enfocarte en un nuevo objetivo. Si no lo tienes muy claro, tanto más importante es identificarlas. Hasta ahora te he dado una herramienta de como plasmar tu propósito por escrito, si necesitas más ayuda para identificar tus prioridades actuales, puedes conseguir mi útil herramienta totalmente gratuito suscribiéndote a mi web. Si ya estás suscrito, seguramente ya lo tengas en tu bandeja de entrada. 😉

Cristina J. Feltström

Foto: @joshuaearle de Unsplash



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *