¿Qué es la Inteligencia Emocional?

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

Como algunos ya sabéis os indiqué en el anterior post que os hablaría sobre la inteligencia emocional. Me resulta importante compartir esta información con vosotros ya que la inteligencia emocional se ha convertido en una herramienta de desarrollo, una habilidad necesaria para el buen funcionamiento de la persona. Ésta por supuesto te proporciona conocer tu estado emocional, pero también comprender, controlar respuestas emocionales y de comportamiento. ¡Ojo! No se trata de manipulación, se trata de un beneficio propio y/o mutuo entre las personas. Si desarrollas tu inteligencia emocional podrás entender mejor a tus emociones y las de los demás, y también como reaccionar ante ellas. 

Los beneficios de desarrollar la inteligencia emocional

Las habilidades que puedes mejorar con la inteligencia emocional es el autocontrol, el entusiasmo, la empatía, la perseverancia y la capacidad para motivarse a uno mismo. También nos ayuda a tomar el control de los impulsos emocionales, comprender los sentimientos de los demás y así mantener buenas relaciones. Con otras palabras, desarrollar lo que Aristoteles llamaba la capacidad de “enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto”. Dicho esto, ¿a qué resulta fundamental? ¿Sí? Entonces sigue leyendo.

El concepto inteligencia emocional se hizo popular cuando el psicólogo Daniel Goleman publicó su libro La Inteligencia Emocional. “Las emociones son, en esencia, impulsos que nos llevan a activar programas de reacción automática con los que nos ha dotado la evolución. De ese modo, en toda emoción hay implícita una tendencia a la acción”.

Los aspectos principales de la inteligencia emocional

Goleman identificó cinco aspectos principales que fueron; la autoconciencia, autorregulación, automotivación, empatía y habilidad social. Dominarlas requiere mucha práctica, fuerza de voluntad, conocimiento y apertura pero de este modo podemos lograr mantener un equilibrio entre nuestra emociones y nuestras acciones.

Autoconciencia:

Es uno de los aspectos más importantes y de carácter personal. Ser conscientes de nuestras emociones, valores y prioridades. El conocimiento de un mismo.

Autorregulación:

También de carácter personal, es nuestra capacidad de reflexionar y así controlar nuestros impulsos.

Automotivación:

Es nuestro motor hacia la superación personal, esa energía que nos ayuda a seguir avanzando para alcanzar nuestros objetivos.

Empatía:

La capacidad de entender y percibir los sentimientos y emociones de las demás personas, incluso cuando ellas no las cuentan. Vital para la vida social.

Habilidad social:

La capacidad de resolver un situación social de manera efectiva y mutuamente satisfactoria, expresar sentimientos, opiniones y derechos.

La inteligencia emocional en el ámbito laboral

En el mundo de los negocios se expande esta tendencia y ha encontrado en la inteligencia emocional una herramienta valiosa para comprender la productividad laboral de los empleados, el éxito de los negocios, los requerimientos del liderazgo y hasta como prevenir los desastres corporativos. Cada vez es más imprescindible el dominio de habilidades personales que determinan la gestión de nuestras emociones y otras de tipo social que determinan el manejo de las relaciones. Incluso la UNESCO puso en marcha una iniciativa mundial, remitiendo a los ministros de educación de 140 países una declaración con los 10 principios básicos imprescindibles para establecer programas de aprendizaje social y emocional.

La Harvard Business Review ha llegado a considerar a la inteligencia emocional como un concepto revolucionario, una noción abrumadora, una de las ideas más influyentes de la década en el mundo empresarial.

La inteligencia emocional a nivel personal

La inteligencia emocional juega un papel más primordial incluso que el cerebro racional. Si pensamos detenidamente en la trascendencia de nuestra emociones en nuestra vida diaria, nos daríamos cuenta de cómo influyen decisivamente. Es por ello que tiene un gran significado, pues esta abarca las habilidades que una persona tiene para enfrentarse a cualquier situación.

Resumiendo este artículo me gustaría finalizar con que si consigues desarrollar tu inteligencia emocional tendrás la capacidad de identificar las emociones, propias o ajenas, y actuar en consecuencia para beneficiarte de ellas. Educar los sentimientos es algo importante y la ardua labor está en ocuparnos de hacerlo, mediante un trabajo que debe ser compartido tanto por la familia, la escuela y la sociedad en la que vivimos. Ya que como indicaba anteriormente, la inteligencia emocional se ha convertido en una habilidad necesaria para el buen funcionamiento de la persona. Conoce mejor las emociones y cómo entenderlas en mi anterior post aquí.

¡Feliz viernes a todos!

Cristina J. Feltström

Foto: @Tengyart de Unsplash



6 pensamientos sobre “¿Qué es la Inteligencia Emocional?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *